PARA SUSTENTAR LOS IDEALES

0
46
Para sustentar los ideales

Para sustentar los ideales

Repitiendo conceptos ya arraigados en la memoria espiritual, el paso siguiente es llevarlos a la práctica en la plena vivencia evangélica, como demostración categórica de que ellos han pasado a dirigir tu vida y tus sentimientos; de lo contrario, la carencia de tales ejemplos redunda en perjuicio de los ideales que dices sustentar, pero que no tienen en ti la fuerza suficiente que te impulse a vivirlos.

No fueron pocos los que se embanderaron con la Doctrina Espírita, la que por estar cimentada en la moral del Cristo, la convierte en una doctrina del comportamiento. Sin embargo ellos no consiguieron removerla del intelecto hacia los actos de ennoblecimiento, dejando así sin consistencia su mensaje, que no pasa de ser un ornamento del conocimiento que se encuentra alejado de la transformación moral.

No es suficiente conocer un compendio doctrinal, si no va acompañado de los actos que reafirman la integridad de sus conceptos, porque de lo contrario, no pasa de ser un mensaje sin resonancia, un mensaje hueco…

*****

No permitas, ilusionado con las luces que suelen iluminar la tribuna, que tu voz sea escuchada como simple enunciación de principios, sino que, desde lo profundo de tu alma, brote el canto de estímulo y esperanza que la certeza de la inmortalidad aflora de tus labios…

(Para sustentar los ideales; extraído de la obra PROSIGAMOS. Dictado por el espíritu Cosme Mariño, a través de la mediumnidad psicográfica de Juan Antonio Durante).

Mensaje publicado por gentileza y autorización expresa del Consejo Espirita Internacional (C.E.I.), quien posee los derechos de autor de esta obra.

Redacción

 

Publicidad solidaria gratuita