HORA DE PRUEBAS

0
64
La hora de las pruebas

Hora de las pruebas

Transitas por el valle neblinoso de la reencarnación, buscando la luz del entendimiento a fin de romper los lazos que todavía te ligan al error. Es menester poner el máximo empeño para lograrlo, tomando como punto de partida la realidad que hoy te toca vivir y que es la correspondiente a la que ellos, tus errores, dieron origen.

La comprensión del real conocimiento de la reencarnación, auxiliaría al hombre a liberarse de los pesados grilletes que arrastra desde el pretérito y que aún, lamentándose por ello, no se decide a la renovación, debiendo ceder ante los impositivos de la reparación, para proseguir su marcha ascensional a la que todos, por la ley natural del progreso, estamos sujetos.

Fueron tantas las experiencias fallidas, las oportunidades no aprovechadas, las circunstancias que por indiferencia dejamos pasar, que es justo que el aprendizaje de hoy esté plagado de exigencias rectificadoras que nos impulsen a dejar, de forma definitiva, todo cuando maniata nuestro andar, retardando el reencuentro con el Yo Superior, que sólo se dará una vez vencido el egoísmo inductor al fracaso y a los desatinos practicados…

La hora de la prueba es la oportunidad valiosa que no podemos desestimar, por más ardua que ella se presente, para demostrarnos a nosotros mismos que nuevamente podemos erguirnos, luego de tantas caídas, con la mira puesta en el Cristo de Dios, como meta suprema a alcanzar y tantas veces postergada.

(HORA DE PRUEBAS; extraído de la obra PROSIGAMOS. Dictado por el espíritu Cosme Mariño, a través de la mediumnidad psicográfica de Juan Antonio Durante).

Mensaje publicado por gentileza y autorización expresa del Consejo Espirita Internacional (C.E.I.), quien posee los derechos de autor de esta obra.

Publicidad solidaria gratuita