ENCARNACIONES DOLOROSAS

0
78
Encarnaciones dolorosas
Refugiados.

Encarnaciones dolorosas

Las pruebas que periódicamente agitan al alma encarnada –indiscutidos fracasos del ayer– la rehabilitan para proseguir en la marcha ascensional comprometida.

Hoy se manifiestan en duros embates morales que parecen desgarrar las carnes del alma y mañana pueden presentarse como angustiantes enfermedades del cuerpo que debe permanecer atado al catre del dolor, para aprender a sustentar el equilibrio en el recipiente físico donde se estaciona el alma inmortal, en su trayectoria terrenal…

Amores frustrados, abandonos abruptos, desaires y desprecios, son otras tantas cuentas del rosario de sufrimiento que habrán de acompañarte en todo tu desiderátum.

Riesgos económicos que parecían estar distantes se esfuman como castillos de naipes, sin que esfuerzo alguno permita retornarlos a sus orígenes y otras múltiples pruebas visitarán tu alma, encadenadas que están a tus propios errores, tratando de capacitarte para que no incurras en los mismos equívocos que te condujeron al punto en que hoy te encuentras, profundamente abatido por la rigidez de las mismas…

No obstante, es preciso comprender que ellas permiten la evaluación de tu conducta relacionada con el pasado, frente al futuro que se presenta auspicioso en esperanzas y nuevas rutas a recorrer, en el campo del bien y del amor.

Y para que ese recorrido se vea fortalecido hasta alcanzar la próxima meta de la evolución, es preciso demarcar la propia conducta dentro de los parámetros dejados por el Cristo en su Evangelio de Amor:

Perdonar a todos…

Marchar dos mil pasos junto a quien te solicita le acompañes mil…

Disponer de sentimientos de caridad por encima de los propios, recordando que solo el altruismo supera al egoísmo.

Multitud de conceptos sabios que si el hombre los lleva a la práctica desde ya, evitará el tránsito por encarnaciones dolorosas, convertidas en pruebas para mejorar la propia conducta.

****

(Extaído de la obra “DEL MAESTRO AL DISCÍPULO”. Capítulo 41: Encarnaciones dolorosas. Obra dictada por el espíritu de Cosme Mariño, a través de la psicografía de Juan Antonio Durante. Publicado por: Livraria Espírita Alvorada Editora).

Publicidad solidaria gratuita