CRISOL APROPIADO

0
21
Crisol apropiado

CRISOL APROPIADO

En torno a la vida, disponemos de todo aquello que nos obliga a sentirnos agradecidos, aunque más no sea por el resultado superficial de nuestra existencia.

Los valores acumulados, y no nos referimos a los monetarios, capaces de desaparecer de un momento para otro, ponen de manifiesto cómo hemos sido previsores de los recursos altamente importantes que ella nos proveyó hasta el presente.

Es interesante considerar el valor del hogar y por ende, de la familia.

El hogar es el punto de reunión señalado por la reencarnación. Allí son convocados viejos amores u odios pertinaces que en el pretérito no supimos o no quisimos conquistar, en la malsana postergación de actitudes que generalmente tienen sus nacientes en el orgullo. A consecuencia de ello, la pérdida de oportunidades conciliatorias, impone un escenario más ríspido donde debe desarrollarse el drama de vivir…

En ese recinto, que bien puede ser un palacio o una choza en una populosa ciudad o en la soledad de las montañas, la Ley está haciendo justicia a fin de liberar al alma de los pesados débitos que engrillan sus pies, dificultando su marcha…

Es mucho lo que se puede extraer en beneficio propio o colectivo de la experiencia vivida intramuros del hogar.

No es poca la enseñanza si se sabe apreciarla, que la vida ofrece justamente allí, facilitando a las almas inconscientes el poder superar los inconvenientes surgidos de los errores del pasado, correspondiendo a cada quien, trabajar en ese campo difícil pero no imposible, limando asperezas, ampliando la paciencia, viviendo la tolerancia y sobre todo, conocer y actuar en consecuencia, según lo dispuesto por la Ley del Amor en consonancia con el pensamiento crístico:

“¡Sólo por el amor, será salvo el hombre…!”

(Crisol apropiado; extraído de la obra PROSIGAMOS. Dictado por el espíritu Cosme Mariño, a través de la mediumnidad psicográfica de Juan Antonio Durante).

Mensaje publicado por gentileza y autorización expresa del Consejo Espirita Internacional (C.E.I.), quien posee los derechos de autor de esta obra.

Publicidad solidaria gratuita