Educación Mediumnica

INTRODUCCIÓN

 
Iniciamos una nueva sección dedicada en exclusiva al tema de la mediumnidad en sus distintos aspectos, vertientes y desarrollos.
 

Por tratarse de un tema tan comentado y escrito puede parecer a simple vista que está todo dicho sobre el mismo, no obstante desde aquí nos comprometemos a realizar una sección que va a aportar novedades dentro de este campo. Novedades derivadas del fruto del estudio, la investigación y la experiencia mediúmnica.

Por todo ello, esta sección que ahora iniciamos en la revista “Amor, Paz y Caridad”, no puede ceñirse a un número determinado de artículos, sino que irá alargándose en el tiempo tratando de forma monográfica cada tema dentro de la mediumnidad, para luego profundizar en las repercusiones que los mismos tienen no sólo para los médiums sino fundamentalmente para todas las personas que no lo son y que desean saber y preguntarse: ¿es cierto que existe la posibilidad de contactar con el más allá?, ¿existen de verdad personas capaces de comunicarse con seres que ya han fallecido?, ¿cómo puede realizarse esto?, ¿qué significado tiene?,¿en qué me afecta el saber con certeza que existe vida después de la muerte?
 
Todos estos interrogantes y otros muchos que se irán planteando a lo largo de esta sección, nos darán la pauta que necesitamos para profundizar en el tema. Pero también iremos en pos de conseguir denunciar la falsedad, la superstición, el fanatismo y la mistificación que se produce dentro de este campo. La mejor forma de discernir lo verdadero de lo falso es aprender el conocimiento auténtico de lo que estamos tratando. Cuando desconocemos un tema corremos el riesgo de equivocarnos sobre él; cuando sabemos de qué trata, es más difícil que nos equivoquemos o que nos engañen.
 
El título de esta sección nos habla de educación mediúmnica, ¿qué queremos decir cuando nos expresamos de esta forma?; pues al igual que en la ciencia material es preciso educarse y especializarse en una disciplina para poder ser profesional y ejercer con éxito esa tarea, con la mediumnidad ocurre exactamente lo mismo.
 
Es necesario educar la mediumnidad; este concepto de educación pasa por múltiples aspectos: inicialmente estudio y aprendizaje, a continuación experiencia y práctica, y por último aplicación de lo que se sabe en beneficio de los demás. Estas tres etapas son indispensables para que un buen médium pueda formarse y desarrollar con éxito su labor.
 
No debemos olvidar nunca que las mediumnidades no son algo gratuito que se tiene por privilegio divino, ni que se desarrolla mediante técnicas. La mediumnidad espiritual nunca es patrimonio del hombre, sino de Dios, sólo Dios concede el poder de la mediumnidad para poder realizar con ella una misión de progreso y evolución. Y por tanto, sólo Dios tiene el poder para otorgarla, suspenderla, reactivarla, cancelarla o eliminarla.
 
No olvidemos nunca que cuando hablamos de de mediumnidad nos estaremos refiriendo siempre a facultades paranormales de carácter espiritual. No es objeto de este estudio analizar otro tipo de facultades de origen mental o magnético que el hombre puede desarrollar mediante técnicas y estudios precisos y concretos (ejemplos: hipnosis, telequinesia, telepatía, etc…).
 
De estas últimas no hablaremos pues no es objeto de este tema, ya que no se tratan de mediumnidades propiamente dichas pues no interviene el plano espiritual, no existe contacto con el más allá, sino un simple desarrollo de las potencialidades internas del hombre.
 
El objeto de estudio de nuestro tema será pues la mediumnidad auténtica, aquélla que presenta el contacto con el más allá, aquélla que viene desarrollándose y manifestándose en el hombre desde el principio de los tiempos. Aquélla que han poseído todos los grandes hombres de la historia, aquélla que ha permitido avanzar a la raza humana en múltiples aspectos, y aquélla que desgraciadamente ha sido mal utilizada y explotada con fines mercantilistas o de poder, sembrando un estado de opinión negativo sobre todo este tema.
 
Es por ello que una de las principales necesidades que abordaremos en estos temas será la aclaración de tantas y tantas dudas que pueden suscitarse. ¿El por qué unas personas tienen mediumnidad y otras no? ¿El por qué unas la desarrollan convenientemente y otras no? ¿El por qué unos tienen problemas en su facultad y otros no? ¿El por qué uno comercia con su facultad y otros no? ¿El por qué unos ponen su facultad al servicio de los demás y otros sólo en su exclusivo beneficio?
 
Todos estos interrogantes los iremos aclarando en el transcurso del temario que nos proponemos abordar. Igual que los niños inician su andadura por la vida aprendiendo cosas, los adultos debemos ir aprendiendo poco a poco, paulatinamente cuando un tema sólo lo conocemos por las referencias que nos ofrecen del mismo. Hay que ir estudiando y profundizando en él de forma lógica e inteligente en la misma medida en que nuestra capacidad intelectiva nos lo permita, sin abusar de empacho de conocimientos, pero con la base sencilla, simple y suficiente para desenvolvernos dentro del mismo con conocimiento de causa y sin miedo a equivocarnos.
 
Podemos atrevernos a decir, que si somos capaces de aprender con sencillez los conocimientos que la mediumnidad nos ofrece, podremos responder a muchos de los interrogantes personales que nuestra vida nos ha planteado. Sabremos discernir con facilidad lo que nos conviene y nos perjudica, y nos haremos una idea más exacta de lo que significa el plano espiritual y la repercusión que tiene sobre nosotros.
 
Es necesario remarcar que esta sección no va dedicada en exclusiva a los médiums, sino más bien a todos aquéllos que no lo son y desean saber acerca del mundo espiritual y su relación con nosotros; invitamos a todos a seguir estas líneas en la seguridad de que aprenderemos nuevos conceptos de verdad que nos harán más conscientes en nuestro diario vivir.
 
Antonio Lledo Flor
 
© 2014 Amor, paz y caridad
 
 
 
 
Anteriores Artículos

LA INFANCIA

Siguientes Artículos

INTRODUCCIÓN

3 Comments

  1. 22 septiembre, 2014 at 07:48 —

    Genial, sobre todo para personas que como a mí nos interesan estos temas, pero que no hemos sido tocados por la varita mágica.Gracias.

    • Redacción
      29 diciembre, 2014 at 17:47 —

      No existe la varita mágica; antes al contrario, una facultad o capacidad mediúmnica es de una gran responsabilidad y lejos de suponer una gracia divina supone un reto, una responsabilidad para el progreso personal y de los demás, de gran trascendencia para la evolución del ser que la posee, pue si la ejerce correctamente avanzará en su camino evolutivo rescatará deudas del pasado y se iluminará. Pero si obtiene lucro de ella, si la ejerce en su propio beneficio egoísta o la usa para satisfacer sus pasiones o instintos la deuda será mayor y sus condiciones futuras estarán sembradas de sufrimiento y obstáculos por haber despreciado esta oportunidad de hacer el bien.

  2. 25 septiembre, 2014 at 21:42 —

    Me parece muy buena idea ,profundizar en este tema y que nos sirva de formacion tanto a los que llevan en este mundo mucho tiempo y no acaban de hacer las cosas bien que las corrijan y a los que se estan iniciando que las hagan lo mejor posible desde el principio y asi evitar desviaciones que mas tarde se tendran que correjir.

    Gracias por vuestras secciones
    Un abrazo

Deja tu opinión