Educación Mediumnica

INFLUENCIAS RELIGIOSAS

“Los espíritus de los muertos pueden ser enviados a los vivos y revelarles lo que ellos saben y que han aprendido de otros espíritus o ángeles (guías espirituales) o por revelación divina”

 San Agustín en su Libro: “De cura pro Mortuis”

Una de las deformaciones más habituales que poseen las facultades, es sin duda, dejarse influir por las corrientes religiosas que predominan en su entorno social. A pesar de ello, la fuerza de las religiones en las costumbres y las creencias de los seres humanos es patente, y por lo tanto las facultades no están exentas de tales influencias ni de los clichés culturales que subyacen en la sociedad.

Es frecuente comprobar cómo en ambientes de escasa preparación e instrucción mediúmnica se habla con ligereza de “santos” que transmiten sus mensajes a través de los médiums, como si esta identificación fuera a conceder a la mediumnidad mayor crédito para los mensajes que se transmiten a través de ella.

También es frecuente observar con estupefacción e incredulidad la gran cantidad de facultades que se atribuyen reencarnaciones de personajes famosos dentro de la iglesia, tajes como apóstoles, santos, patriarcas, etc…

Todo esto no supone sino la falta de conocimientos espirituales, la tendencia a la vanidad y al personalismo de algunas mediumnidades que precisan sentirse importantes ante los demás creyendo que así su facultad será más importante o más valorada.

Qué gran error pensar de este modo, pues como bien indicábamos en los primeros artículos de esta sección, los comunicados de grandes espíritus elevados casi nunca van firmados, nunca se autodenominan “yo fui en la tierra tal o cual personaje”, porque no lo necesitan, ya que cuanto más grande es un espíritu mayor es su condición de humildad y mayor es también su conocimiento y sabiduría. Debido a ello, los grandes mensajes de espíritus elevados suelen ser profundos, sencillos y a la vez esclarecedores. Lejos pues de la ampulosidad, la verborrea, los adornos y palabras barrocas.

Es cierto que la influencia religiosa del lugar del planeta en el que nos encontremos ha de suponer parte de la cultura y formación inicial del médium. Pero no es menos cierto que, la fidelidad del mensaje mediúmnico es igual en todas partes del globo, y por ello, un espíritu elevado que comunique en cualquier parte se expresará de la misma manera en todos los sitios. Solamente en casos muy excepcionales, de espíritus angélicos, puede darse el caso de comunicar al mismo tiempo en distintas partes del planeta y ofrecer distintos mensajes en su contenido pero la misma fidelidad en su forma de expresión.

Las fechas de Navidad que se celebran en todo el orbe cristiano son proclives a la influencia espiritual positiva desde el plano espiritual, pues no hemos de olvidar que, el recuerdo de la venida al mundo de ese gran maestro incomprendido llamado Jesús supone para esta humanidad el acontecimiento más elevado de todos cuantos han ocurrido en este planeta durante milenios.

Pero este hecho, que hemos de celebrar con regocijo e ilusión, debe plantear en nuestro interior un compromiso de reforma interna, un sentimiento de amor y de reflexión ante la importante responsabilidad y compromiso que supone una facultad mediúmnica. Pues no hemos de olvidar que, el estandarte de este gran espíritu venido a la tierra hace dos mil años, coincide plenamente con las bases esenciales de una facultad mediúmnica. La mediumnidad es sacrificio y renuncia en favor de nuestro prójimo, valores sublimados por el maestro de Nazaret a su máxima expresión.

Reflexionemos pues en estos días sobre nuestro actual grado de compromiso espiritual con nuestra facultad; meditemos acerca de nuestras relaciones con los demás, con la familia, en el trabajo, en la vida cotidiana, etc… Si somos sinceros con nosotros mismos, nos percataremos de que en todos los ámbitos en los que nos desenvolvemos tenemos cosas que podemos y debemos mejorar.

Hagamos pues ese esfuerzo sincero, ese trabajo que al final se convierte en luz, claridad y entendimiento para nuestro espíritu. Imitemos, en la medida de lo posible, la valentía y el arrojo de ese gran espíritu lleno de amor que con su mirada dulcificaba los espíritus más rudos y con su palabra transmitía la fuerza divina de nuestro Padre.

“La aceptación de las verdades que persigue el espiritismo, convertirá a los agnósticos en creyentes, o hará de un Judío mejor, de un mahometano un mahometano mejor, de un cristiano un cristiano mejor, y sin duda alguna, a todos más dichosos y felices”

George Vale Owen

Así pues, cuando la religión se convierte en auténtico sentido de responsabilidad interior, en exigencia para con nosotros mismos y tolerancia con el prójimo, es cuando alcanza el sentido para el que vino al mundo: mostrar el camino hacia Dios a todos los hombres. Aquí no hablamos de una u otra religión, sino aquella que somos capaces de vivir internamente, estemos donde estemos y profesemos la doctrina que profesemos.

Como hemos podido comprobar, las influencias religiosas pueden ser positivas o negativas en función de cómo interpretemos el mensaje que la religión nos ofrece.

En un futuro cada vez más próximo, la única y verdadera religión predominante será la religión del amor, aquella que se encuentra impregnada en la naturaleza de todo cuanto existe, pues es esencia misma emanada de Dios. De esta forma, nunca nos equivocaremos si acudimos a esta doctrina, pues es la que promulgó como ejemplo de vida el maestro de maestros: Jesús de Nazaret.

Influencias religiosas por:        Antonio Lledó Flor

©2015, Amor, paz y caridad

“Es una ley espiritual reconocida que todas las manifestaciones psíquicas son deformadas cuando se perciben a través de un médium afiliado a una estrecha religión sectaria”

 Arthur Conan Doyle – Libro: Hª del Espiritismo – Cap. II

Anteriores Artículos

OBSESIONES (2)

Siguientes Artículos

NO SE PUEDE SERVIR A DIOS Y A LAS RIQUEZAS

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.