VERA REGINA MARÇALLO GAETANI

0
41
Vera Regina Margçallo Gaetani
Vera Regina con João Pio Almeida Prado durante su visita a Villena en 1983.

Presentamos en esta ocasión la entrevista que le realizó el Grupo Villena a esta extraordinaria mujer, la cual tuvimos la fortuna de conocer y compartir momentos muy agradables, aprovechando sus diferentes visitas a nuestra ciudad en compañía de los médiums Luis Antonio Gasparetto y de João Pío de Almeida Prado; cuya labor consistía en servir de intermediarios con las almas de los artistas: pintores y músicos ya desencarnados,  y demostrar así, la inmortalidad del alma. Fueron invitados a participar en la 1ª y 2ª Semana Parapsicológica en Villena. Estamos hablando de la década de los 80.

Sobre la biografía de Dña. Vera Regina, decir que es natural de Curitiba (Brasil), vivió mucho tiempo en Río de Janeiro. Es madre de seis hijos. Escritora, poetisa; ha escrito diferentes obras como por ejemplo: “Gasparetto, nem Santo nem Gênio, Médium”; “Cantos, Contos e Crônicas”; “A Menininha Loira”; “A Fada e seus Dois Amigos”, cuento infantil. Etc.  Es miembro de ALARP (Academia de Letras y Artes de Ribeirão Preto), de la Academia Ribeirãopretana de Letras, de la Academia Femenina de Letras de Paraná y del Centro Paranaense Feminino de Cultura.

Apc.- 1ª Por todos es conocida la gran laboriosidad y el estudio que Vera ha dedicado al espiritismo, y en particular, a la mediumnidad artística que presentan entre otros L. A. Gasparetto, Joao Pío de Almeida Prado, etc., ¿Qué le motivó a dedicarle un estudio minucioso a este tipo de mediumnidad?

Vera Regina.- Tres fueron los motivos que me han llevado a dedicarme a la mediumnidad artística:

1º) El gran amor que he tenido siempre por las artes, en general. Ese amor ya nació conmigo, hace parte de mí misma.

2°) La propia experiencia en el campo artístico-mediúmnico.

3º) Por el hecho de que el arte mediúmnico pueda venir a hacer parte de la historia del arte.

El arte ha sido siempre un hecho contestador, renovador a la vez que ha dejado registros de los acontecimientos de su época, por eso se han formado las grandes escuelas que han dejado su marca, su característica. Uno sabe que un gran número de médiums artistas han venido “esparcidos”, por así decir, en varios puntos del mundo. Si nosotros no dejamos pasar en blanco ese momento, como un hecho histórico que ahí está, el arte mediúmnico podrá registrar esa marca, esa característica en la historia misma de las artes.

Apc.- 2ª Vera es madre de 6 hijos, ¿ha sido difícil compaginar su labor como esposa y madre, y su dedicación al estudio y divulgación del espiritismo?

Vera Regina.- Después de casada, durante muchos años, he quedado alejada de todo, solamente en la recepción de las almas que fueron llegando, poco a poco. A partir del momento en que los hijos ya tenían edad para las escuelas evangélicas, he retomado el trabajo de evangelización, llevándoles conmigo en las reuniones dominicales. He ejercido esa tarea durante 20 años. Cuando he iniciado mis viajes al exterior, mi primogénito ya era casado, otros tres de mis hijos estaban en Facultades de otras ciudades y los dos menores ya tenían edad y condiciones de quedarse con el padre. La tarea más importante, para mí, ha sido siempre la de madre, aquella que me ha dado el más grande aprendizaje y aún la más difícil.

Apc.- 3ª Usted ha viajado por muchos países acompañando a Gasparetto y a Joao Pío de Almeida Prado en sus giras, dejando a un lado la incomodidad que supone dejar su hogar ¿Qué satisfacciones encuentra en estos viajes?

Vera Regina.- Voy a contestar en el pasado, ya que esa época ya ha pasado en mi vida.

He trabajado por puro ideal, enfrentando innumerables dificultades. Cuando he sabido que una señora comentaba que yo trabajaba con su hijo para ganar prestigio, me he quedado perpleja con la liviandad del comentario. Yo ya he nacido en una familia de prestigio, y mi marido se volvió un hombre de mucho prestigio en la ciudad donde vivimos. Jamás me preocupé con eso. Pero he usado siempre mi prestigio para dar ayuda a los demás, en general a los artistas o los médiums, jamás en mi propio provecho. Ha sido después de ese comentario cuando me he dado cuenta de lo cuanto que había sido generosa y desinteresada. Eso me ha dado una satisfacción íntima muy grande.

Otras satisfacciones que he encontrado en ese trabajo ya las he registrado en mi libro:

La primera y, quizás, la más importante ha sido el aprendizaje, principalmente lo que me ha enseñado que el “dar” sólo es noble cuando nosotros no ponemos atención en el merecimiento de aquellos que reciben. Lo que es importante es el fin.

Luego las múltiples amistades que he logrado ahí afuera, dando riqueza a mi vida. Por ejemplo los lazos que me unen, hasta hoy, a ese equipo tan querido de Villena; finalmente la más rica tal vez, ha sido el rastro que se fue quedando por los lugares donde hemos pasado.

El despertar de algunos, la búsqueda de otros, grupos que se fueron formando para el estudio, el interés renovado de muchos, y todo lo demás. Puedo decir que tuvo valor. Añadí a mi vida una experiencia muy válida.

Apc.- 4ª Fuera del Brasil, no es fácil encontrar una fenomenología mediúmnica tan rica como la que allí existe, en base a esta razón: ¿Cómo suele reaccionar el público de otros países, especialmente en Europa, ante las presentaciones que ustedes realizan?

Vera Regina.- Yo diría que en el Brasil existe una fenomenología muy vasta, pero esto no quiere decir que sea tan rica (con grandes excepciones, es lógico) principalmente después que la mediumnidad quedó en moda y creó status. Yo estoy con Kardec: “de cien comunicaciones, eche noventa y nueve y quédese con una sola”.

Yo encontré grandes médiums en Europa, como Coral Polge, de Inglaterra, Gustavo Adolfo Rol, de Milán, y tantos otros.

Particularmente, me gustó mucho el público de Europa. Con algunas excepciones, es lógico, me ha parecido un público que viene sin prejuicios, a la vez que no se presenta totalmente listo para aceptar todo lo que escucha y ve, pero sí, para hacer un análisis. Esto es muy bueno. Yo, particularmente, prefiero que sea así.

Apc.- 5ª La labor realizada por Vera transciende el aspecto mediúmnico, junto con su esposo creó una casa de reposo para ancianos y personas necesitadas, ¿De qué forma funciona actualmente esa fundación?

Vera Regina.- Nosotros hemos creado, con algunos amigos, una sociedad cuya finalidad era la de hacer la construcción de una casa de reposo para ancianos necesitados y mantenerlos. En un área de 24.300 mts. fueron elevadas dos construcciones: la “Casa del Abuelo”, con 2.400 m. construidos, y la “Casa de la Amistad” con 2.000 m. de construcción. La “Casa del Abuelo” tiene hoy 100 ancianos necesitados, que reciben toda asistencia hasta la muerte.

Hay salas de laborterapia, juegos, barbería (bajo la responsabilidad de los internos), oficina médica y dentaria, donde la asistencia es hecha por profesionales voluntarios, farmacia, con muestras gratuitas de remedios fornecidos por laboratorios, una pequeña sala de fisioterapia, varias salitas de estar con televisores. Los departamentos, cuarto de dormir y baño, con capacidad para tres personas, dan todos para zonas verdes.

Tenemos una hortaliza y un vivero de plantas ornamentales. Todas las actividades de laborterapia, bien como bailes, fiestas, paseos, etc., son orientados por voluntarios que pertenecen a nuestra asociación. Hay dos enfermeras para los ancianos enfermos.

Para que una persona sea admitida en la casa, se hace un triaje, donde se comprueba su estado de pobreza. No hay ninguna restricción en cuanto a la raza, política o la religión. La “Casa de la Amistad” construida con el mismo modelo de la “Casa del Abuelo”, es destinada a los que pueden pagar, es decir, teniendo recursos financieros, no tienen quien los cuide, y cuando lo tienen, esos no quieren asumir ese trabajo.

Con los recursos obtenidos en la “Casa de la Amistad”, hemos podido sufragar hasta hoy un 60%, más o menos, de los gastos de la “Casa del Abuelo”, que es de utilidad pública federal, estatal y municipal, recibiendo una pequeña ayuda de esos gobiernos. El déficit (que siempre lo hay) es cubierto por promociones que son organizadas por nuestra Sociedad que no tiene fines lucrativos. Nuestros problemas financieros son muy grandes, pero yo quiero destacar que siempre tuvimos total apoyo de la población de Ribeirao Preto.

Apc.- 6ª Sabemos que en otra etapa trabajó como orientadora de jóvenes ¿Cuál era la labor que se propuso realizar en este campo?

Vera Regina.- Prácticamente, desde que he empezado a estudiar la doctrina de Kardec, pasé a enseñar en las Escuelas Evangélicas de los Centros Espiritas. He aprendido mucho con la enseñanza. Al principio para los niños y después para los jóvenes. Siempre he buscado innovaciones, en el sentido de despertar el interés de los alumnos, motivándoles en nuestras clases dominicales, con teatros de muñecos (fantoches), presentaciones teatrales, corales, fiestas y otras cosas más. Muchas veces los he llevado para el rincón de nuestra propiedad, dando clases en el campo, allí pasábamos todo el domingo con juegos y competiciones deportivas. Hacíamos aún visitas a la cárcel, hospitales, a las casas de niños abandonados y, es lógico, a la Casa del abuelo, cuando ésta ya funcionaba. Así yo les mostraba el otro lado de la vida. Y así he buscado formar no un grupo de alumnos, pero sí un grupo de amigos. Muchos de ellos me visitan hasta hoy y un lazo de cariño se quedó entre nosotros.

Apc.- 7ª Vera ha demostrado ser una persona polifacética, otra de sus tareas fue la de colaborar en el periódico de su ciudad residencial Ribeirao Preto, ¿en qué se inspiraba para escribir semanalmente en dicho diario?

Vera Regina.- Eso fue cuando yo me quedaba en mi casa, cuando mis hijos eran chicos. Mi espíritu sentía la necesidad o la falta, yo no lo sé muy bien, de hacer algún trabajo fuera de las tareas domésticas. He empezado, entonces, a escribir sobre artes, todo domingo, en el periódico: “El Diario” de Ribeirao Preto. Los asuntos eran muchos: ballet, pintura, música, teatro,… siempre con ilustraciones.

Yo escribía sin pretensión, más por necesidad de dar alimento a mi espíritu que por otro motivo cualquiera. Sólo he sabido que tenía muchos lectores cuando he dejado de escribir. Las personas me preguntaban, unas me escribían o me llamaban por teléfono para saber la causa de no escribir más. Me he quedado muy feliz por saber que yo gustaba a tantos.

Apc.- 8ª A raíz de las obras realizadas mediúmnicamente por Gasparetto, Joao Pío y otros médiums, fue la promotora e iniciadora del MUSAN (museo de arte mediúmnico) ¿qué transcendencia ha tenido el mismo a lo largo de su fundación?

Vera Regina.- En realidad, los motivos que llevaron a fundar el MUSAN fueron, principalmente, dos: el primero ya fue explicado en mi respuesta a la primera pregunta, es decir: cuando me he dado cuenta de la enorme cantidad de médiums- artistas de todas las partes del mundo, tanto en la música como en la pintura o dibujo y escultura (como el gran médium italiano Neri Flavi que esculpe, hace muchos años, y lo que es más increíble, sus esculturas, después de listas, cambian de posición) yo he percibido que esos espíritus artistas estaban queriendo, una vez más, implantar un movimiento de renovación dentro de las artes y que nosotros no podríamos pasar en blanco ese momento. Por eso he insistido siempre en que el MUSAN no debería ser un museo centrado en un único lugar, pero sí, con varios núcleos espaciados en varias partes del mundo. El segundo motivo es que muchos de esos espíritus artistas que lideran ese movimiento en el mundo espiritual están preparándose para reencarnar. Si todas esas obras artísticas-mediúmnicas fueran preservadas en los diferentes núcleos del MUSAN que se fueran formando, quien sabe si, cuando reencarnados, esos espíritus artistas tendrían la oportunidad de probar su reencarnación.

En cuanto a las obras que yo tengo, están siendo instaladas en la Facultad Biopsíquica del Estado de Paraná, en la ciudad de Curitiba.

Muchas cosas han sucedido y yo he encerrado, aún más, esa labor en mi vida. La idea sigue viviendo para aquellos que se hagan conscientes de la importancia del movimiento y puedan concretar una realización. Yo espero que sí.

Vera Regina

Apc.- 9ª Y por último ¿cuáles son sus próximas perspectivas de trabajo?

Vera Regina.- Yo no tengo perspectivas de trabajo. Jamás las tuve. Las cosas siempre han sucedido en mi vida sin que yo las hubiera programado. Sólo he sabido “subir en el coche” cuando el pasaba por mí en la hora oportuna.

Hoy día sigo en mi aislamiento que aconteció, aún, sin que yo lo hubiera pro-gramado. Empezó como defensa de mí misma, para protegerme. Después, poco a poco, fui encontrando aquello que pasé a llamar de “mi refugio”, donde puedo vivir una dulce armonía, una dulce paz en mi contacto con el Todo.

Escribo mis poesías, cuentos y lo que pasé a llamar “Diálogos conmigo misma”, que me tienen dado un aprendizaje fantástico. Quién sabe, si algún día yo publicaré esos diálogos. Si así no lo hago, los dejaré a mis hijos, mis nietos, para que vean cuán bella es la vida, por más difícil que pueda ser. Es una experiencia maravillosa, llena de aprendizaje.

 

Entrevista extraída de la revista Amor, Paz y Caridad –año VIII, mayo 1990 – nº 94, pág. 11

 

Puede acceder a otras entrevistas desde el siguiente enlace: Entrevistas con historia.

Publicidad solidaria gratuita