DRA. MARLENE R. NOBRE

0
52
DRA. MARLENE R. NOBRE

Dra. MARLENE R. NOBRE

La Dra. Marlene Rossi Severino Nobre nació en el interior de São Paulo, en 1937 y desencarnó el 5 de enero de 2015, en la costa de São Paulo. Presidió el Grupo Espírita Caibar Schutel y formó parte de la junta de “Lar do Alvorecer”, proporcionando refugio a más de 230 niños. Ha sido una de las principales oradoras y conferenciantes espiritistas del mundo, además de convertirse en una de las principales escritoras de la Doctrina Espírita.

El trabajo de la Dra. Marlene Nobre: Fue una de las responsables de la fundación de AME Brasil, la Asociación Brasileña de Espiritistas Médicos; trabajó duro para articular su fundación y ciertamente la extendió a países como Cuba y Estados Unidos. Su trabajo incansable la ha convertido en la mayor promotora en el mundo de los estudios que se ocupan de la relación entre la medicina y el espiritismo.

Cuando Marlene Rossi Severino decidió estudiar en Uberaba (MG), por recomendación de una amiga, no sabía que iba a tener un contacto muy cercano con el médium Chico Xavier. En la Comunión Cristiana Espírita, solía acompañar a Chico a las reuniones en la casa, comentando los pases de El Evangelio según el Espiritismo. Más tarde comenzó a escribir libros, entre ellos: El Pase como Curación Magnética; Obsesión y sus máscaras; El alma de la materia, etc. (1)

(Extractamos aquí, parte de la entrevista realizada a la Dra. MARLENE ROSSI publicada en la revista JORNAL ESPIRITA XII- 97 con motivo de la celebración del II CONGRESO DE LA T.C.I).

P.¿Qué es la Transcomunicación Instrumental y cuál es su finalidad?

DRA. MARLENE R. NOBRE.– La TCI es la comunicación de los espíritus por medios técnicos, es decir, a través de aparatos electrónicos, grabadoras, radio, ordenador, fax o teléfono. Su finalidad es establecer contacto entre dos planos de vida, el terrestre y el espiritual.

P.- ¿La TCI está encuadrada en los patrones de la Doctrina Espírita?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Sin duda alguna Fue con Allan Kardec cuando el mundo espiritual se abrió de forma definitiva a la humanidad. No sólo fuimos informados de su existencia, sino también de los diferentes planos que la componen; las ciudades, los diferentes niveles evolutivos de los espíritus según el desarrollo intelectual y moral ya alcanzado. Todo ello gracias a las investigaciones del propio codificador que se encuentran en todos los libros de la Codificación.

Incluso los propios espíritus responsables de la tercera revelación informaron de esta cuestión en la pregunta 934 del Libro de los Espíritus en la que nos dicen que llegarían otros medios a través de los cuales ellos se comunicarían con nosotros y que no sería únicamente por la vía mediúmnica. Kardec se refiere también a este asunto en la Revista Espírita en los años 1860 y 1864.

Además de todo esto, la TCI está encuadrada principalmente en la parte científica del espiritismo, porque es el más importante instrumento para evidenciar la existencia del espíritu. Una prueba irrefutable de la inmortalidad de la vida.

P.- ¿Existen pruebas concluyentes constatadas por la TCI sobre la inmortalidad del alma?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Sin duda. Hoy ya tenemos pruebas de laboratorio de que las voces de espíritus a través de una grabadora, radio, teléfono u otro aparato, no son voces humanas. Tenemos también firmas de los espíritus, por ejemplo a través del fax, que pueden ser comparadas con las originales, inclusive con una investigación grafotécnica.

Las llamadas telefónicas que son realizadas desde el “otro lado”, tienen un código que es solamente utilizado por los espíritus y que confirman su veracidad. Las trans-fotos -fotografías de espíritus- enviadas a través de ordenador o fax, son idénticas a aquellas de cuando estaban encamados. En fin, las investigaciones avanzan, y tenemos en breve tal cantidad de fenómenos que será imposible para la ciencia negar la realidad de la vida espiritual.

P. – ¿Cómo relacionaría la TCI con la necesidad del hombre de iluminarse espiritualmente?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – La iluminación espiritual está directamente relacionada con la voluntad del espíritu, donde quiera que este se encuentre. Es un movimiento centrífugo, de dentro hacia fuera. El hecho de que se acepte la inmortalidad del alma, la reencarnación, la comunicación de los espíritus, no significa que la persona vaya a aplicar ese conocimiento en el perfeccionamiento de su propia alma. Hay personas sin ninguna moralidad que a pesar de ello están convencidas de la continuidad de la vida.

Lo que la TCI nos ofrece es la certeza de que continuamos viviendo después de la muerte corpórea. No hay duda de que es un estímulo extraordinario para que luchemos por un lugar mejor después de nuestro paso por esta vida. Pero esto está directamente ligado al aprovechamiento de nuestra existencia según las leyes de Dios. Y estas últimas están explicadas claramente en el Evangelio de Jesús. Está en la voluntad de cada uno vivir las enseñanzas de Jesús en la vida diaria.

P. – ¿En la TCI existe más ciencia que espiritualidad?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Digamos que el aspecto científico está más contemplado. Pero si nos atenemos a los mensajes de los espíritus a través de esa vía, vamos a poder constatar que su enseñanza es de una gran belleza espiritual y que nos impulsan a vivir el principio básico de las Leyes Divinas que es el Amor.

P. – En el I Congreso Internacional de Transcomunicación estuvo presente el padre François Brune, de Francia, él no ha venido esta vez.

DRA. MARLENE R. NOBRE. – De hecho, la presencia del Padre François Brune en el 92 fue significativa, hablando sobre la TCI y presentando mensajes psicográficos de desencarnados hacia sus familiares. Infelizmente, esta vez, por motivos de fuerza mayor no ha podido estar con nosotros. No obstante sabemos que él continúa en esta labor, divulgando la idea de la inmortalidad y de la comunicación con los espíritus.

P. – ¿El padre François Brune tiene autorización del Vaticano para abordar estos asuntos?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Él no tiene restricción alguna para hablar de estos asuntos. Hay sacerdotes que realizaron un trabajo muy importante en el inicio del movimiento de la TCI, como por ejemplo el Padre Leo Schmid. El propio Papa Pablo VI condecoró a Jürgenson, el pionero de la TCI. Fue él, Jürgenson quien consiguió las primeras grabaciones de voces espirituales, en los alrededores de Estocolmo, cuando intentaba grabar cantos de los pájaros el 12 de junio de 1959. La iglesia también tiene interés en caminar con la ciencia, demostrando la inmortalidad del alma.

P. – ¿Qué han opinado los investigadores de otros países asistentes al I Congreso del TCI sobre los médiums brasileños presentados en el evento?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Les agradó mucho. Especialmente quedaron interesados en el trabajo que se presentó sobre la mediumnidad de Chico Xavier. Tuvimos una gran bendición del mundo mayor con los saludos iniciales y finales realizados por el extraordinario sensitivo que es Chico Xavier.

P. – ¿Después del I Congreso se expandió este movimiento?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Sin duda, todos hemos notado un avance importante del fenómeno, en U.S.A., en Brasil y en la propia Europa donde el movimiento ya era fuerte.

P. – ¿Deben poseer los Centros Espíritas departamentos para investigar la TCI?

DRA. MARLENE R. NOBRE. – Creo que no es tarea específica de los Centros Espíritas. A pesar de que alguno pueda tener un departamento de este tipo, siempre que no interfiera en las actividades de cada centro ya de por sí tan importantes. Creo que las investigaciones deben ser realizadas en las instituciones que deseen efectuarlas, porque requieren de mucha determinación, paciencia y tiempo.

Entrevista a la Dra. Marlene Nobre extraída de la revista Amor, Paz y Caridad – Año XVI, mayo 1998 – nº 190.

(1) Biografía extraída de la página web: Espiritismo.TV.

REDACCIÓN

Publicidad solidaria gratuita