AMOR Y SABIDURÍA

0
48
Amor y sabiduría

AMOR Y SABIDURÍA

Él era un pobre ser. Su mente no era muy lúcida y sus conocimientos escasos; su preparación cultural casi nula… pero en su difícil convivencia con los que se consideraban superiores a él, con aquellos cuya conmiseración rayaba en desprecio, nunca decayó su ánimo, y su pobre inteligencia la puso al servicio de la comprensión, la tolerancia y el Amor.

Comprendió que no es más sabio aquel que más sabe sino el que es más tolerante con quien no ha tenido la oportunidad de acceder al conocimiento, y que tiene más valor el Amor que la sabiduría; que aquel siempre irá por delante de ésta; que cuando se apaga la pobre inteligencia humana y se cruza a la otra orilla, se enciende una potente y vivísima luz que ilumina todo el conocimiento, y todo el saber aflora en aquellos que antepusieran el Amor a la sabiduría, o supieron conjugarla despertando las inteligencias adormecidas de su prójimo.

El conocimiento para el ser humano es necesario; así avanza la humanidad. Pero el Amor y el altruismo son imprescindibles. Tal vez, o puede que con toda seguridad, muchas inteligencias queden apagadas por no haber sido bien empleadas.

Por lo tanto, él comprendió que saber mucho no le reportaría tantos réditos como amando sin medida, lo que sí rinde grandes ganancias. Y dio gracias a Dios por haberle privado de muchos conocimientos en beneficio de haberle dotado con una fuerte capacidad de amar.

¿Y quién es él?

“Él” son todos los seres a los que Dios dotó de facultades intelectuales y supieron ponerlas al servicio de la humanidad con altruismo; no guardando para sí su cultura y su conocimiento, expandiéndolo hacia todos los seres menos favorecidos, cumpliendo de ese modo con el sagrado deber de la Caridad, que es: Enseñar al que no sabe.

Quien así actúa se reconoce deudor con Dios, pagando con Amor su deuda.

El amor y la sabiduría son, sin duda alguna, alimento para el espíritu. Esa es su misión cuando llega a este mundo; alimentarse y procurar alimento a los necesitados; ayudando a progresar progresamos todos, progresa la humanidad. Es la ley de justicia: Amor, Ciencia y Caridad.

Amor y sabiduría por: Mª Luisa Escrich

© 2019 Amor, Paz y Caridad.

 

 

Publicidad solidaria gratuita