RAYMOND MOODY

0
107
Raymond Moody

Extracto de la entrevista realizada al notable doctor norteamericano Raymond Moody, aprovechando su participación en el Congreso “Más Allá de la Muerte”, organizado por la revista “Más Allá” y celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid en diciembre de 1990. Publicada en la revista Amor, Paz y Caridad en enero de 1991; nº 102.

Raymond A. Moody, Jr. es médico psiquiatra y licenciado en filosofía. Es también autor de varios  best sellers como son: Vida después de la vida, Regresiones o Destellos de Eternidad.

1.-  ¿A qué conclusiones ha llegado Vd. con respecto a la muerte en si misma? ¿Considera Vd. que es un proceso transitorio o un punto de paso natural de un estado a otro?

Raymond Moody.– Bien, lo primero de todo deseo que Vds. se den cuenta de que no pretendo ser un experto, pienso que este es un tema realmente complejo ciertamente. Yo solía ser un profesor de Simbología Lógica, preparado y con prácticas en Ciencias, por lo tanto me di cuenta de la gran dificultad en sacar conclusiones de este tema. Cuando uno saca conclusiones, éste es un proceso público con información accesible, en el que usted puede pasar de ciertas premisas a conclusiones, y así sucesivamente. Pienso que con las experiencias que tenemos, éste no es realmente un método científico o lógicamente válido para llegar a tal conclusión.

Pero si usted me pregunta a mí subjetivamente, por qué he llegado a sentirlo, le diré que tras haber hablado con alrededor de 2.500 personas, quienes habiendo llegado al punto de la muerte han vuelto, no tengo duda en mi propio corazón de que estas personas llegaron a alcanzar un “vistazo instantáneo” del más allá, así como de que vieron cuál y cómo es el reino después de la muerte. Aunque también pienso que hay una convicción puramente personal, y no intentaría persuadir o convencer a nadie de lo que creo y pienso. Creo que todos deben pensar por sí mismos sobre esto.

Sin embargo, yo diría de todos modos que es interesante, ya que tengo muchos colegas médicos por todo el mundo incluyendo la misma España, que han investigado estas experiencias, llegando todos nosotros a las mismas subjetivas conclusiones o convicciones. Por increíble que pueda parecer, estas experiencias parecen realmente ser un flash o vistazo de una nueva dimensión de la realidad, pero creo que no hay método científico para valorar esto, cada persona tiene que considerar, trabajar con los datos de que disponga y quizás hablar con gente que haya tenido estas experiencias y entonces pensar por sí misma.

2.-  ¿Qué experimenta la gente cuando ha tenido experiencias cerca de la muerte? ¿Qué es exactamente lo que ellos atraviesan? Y en segundo lugar, ¿qué cambios o cuál es el impacto que sufren en su propia vida y comportamiento después de ello?

Raymond Moody.– Básicamente, la experiencia parece ser la misma en todo el mundo. Cualquiera que sea la cultura, los pacientes nos dirán que ellos parecen abandonar su propio cuerpo físico, en el punto en que su corazón deja de latir y los doctores dicen que están muertos; añaden que pasan una transición, que parecen estar flotando arriba, ven su cuerpo allá abajo, son testigos de su resurrección totalmente; son capaces de decirnos con gran detalle, que cuando están resucitando, desde esta situación, pueden ver, oír y comprender perfectamente lo que otros están pensando y comunicando, y dicen que nadie puede verles u oírles, por lo tanto y después de un rato de tener estas experiencias, ellos son conscientes de que esta situación tiene algo que ver con la muerte. En este punto empiezan a desplegarse una serie de acontecimientos, para los que ellos dicen no tener lenguaje para expresar lo que sienten, comentan que parecen desplazarse a través de un espacio cerrado, de algún modo como un corredor o pasillo estrecho, algunos lo definen como un túnel, y pueden ver al otro extremo una luz increíble, brillante, cálida y que emana amor. Una luz sin fin en donde ellos sienten la paz completa, sienten el amor y la armonía, pueden reunirse con parientes y amigos que ya habían fallecido y que parecen venir y estar allí para darles la bienvenida y ayudarles a través de esta transición. Ellos a menudo experimentan estos momentos en compañía de UN SER DE LUZ, UN SER DE AMOR COMPLETO, que les muestra una panorámica de su propia vida (de toda su vida), y en el transcurso o proceso de esta revisión, ellos sienten que la cosa más importante que nosotros podemos estar haciendo en la vida es AMAR a otras personas, y este es el panorama completo, es decir, el amor y las interacciones con otros y nuestras relaciones de no amor y no interacción con otras personas.

Entonces ellos tienen que volver, algunos dicen que alguien les dice cuándo tienen que volver y otros dicen que se les da la posibilidad de elección, es decir, pueden seguir adelante con la experiencia que están viviendo o pueden regresar a la vida que estaban llevando. Eligen volver y es debido casi siempre a los hijos que han dejado atrás, aunque dicen que por ellos mismos continuarían con la experiencia, pero vuelven para ayudar y criar a sus hijos, y cuando se deciden a volver, están totalmente seguros (el ser de luz se los ha asegurado) de que la vida continua después de lo que llamamos muerte, y que sienten que lo más importante que podemos hacer mientras estamos vivos es amar a las otras personas, y no tener absolutamente ningún miedo a la muerte. Siendo las orientaciones y objetivos en la vida completamente dirigidos a los otros y a seguir con las relaciones emanadoras de amor hacia los demás.

Raymond Moody por: Redacción

Revista Amor, Paz y Caridad en enero de 1991; nº 102.

Publicidad solidaria gratuita