Hablemos de...

¿ES POSIBLE EL FENÓMENO OVNI?

 
  Con mucha frecuencia el concepto O.V.N.I. y Extraterrestre se entremezcla con aspectos y tendencias muy variadas, que son motivo de amplias polémicas. No vamos a abordar en este comentario si esa relación es consecuente, puesto que llegar a tal
conclusión debería estar precedida de unos razonamientos suficientemente amplios y lógicos, que nos permitieran asimilar esa correlación del fenómeno. 
 
  Vamos a intentar argumentar algunas hipótesis que nos permitan acercarnos al estudio y análisis de este fenómeno sin prevenciones, pero también sin fanatismos, la prevención nos llevaría a cerrar en parte esa posible lucidez que todo análisis razonado permite, y que sin lugar a duda es la fuente y el motor que anima todo el progreso humano. Así mismo la prevención nos conduciría a una tendencia de reserva tan acusada, que obstaculizaría sistemáticamente cualquier opción que ante nosotros se nos planteara. Por otra parte, el fanatismo es todavía peor enemigo, pues deja cerrada todas las puertas al diálogo y la sensatez, no permitiendo que se argumente nada contrario a lo que ya se tiene establecido como verdad absoluta e incontrovertible. 
 
  Partiendo pues de la premisa de que el razonamiento es preciso para avanzar; de que la duda es lógica para no aceptar inconsecuentemente toda idea que se nos presente, y de que el fanatismo nos conduciría a una posición de extremismo que todo ideal sensato deplora y rechaza, pasaremos a esbozar algunas teorías que son del dominio común, por si su estudio nos pudiera conducir a una confirmación de nuestras creencias, o por el contrario nos permitiera la posibilidad de un nuevo replanteamiento, quizás analizado desde un punto de vista diferente al que en su momento utilizamos. 
 
  Sobre el fenómeno O.V.N.I. la ciencia está desplegando un gran interés; prueba inequívoca de ello es la gran proliferación de estudiosos del tema, que abarcan un amplio sector de todas las ramas del saber. Si bien es cierto que no existe una unificación de criterios, es más, la polémica sobre si estos aspectos son realmente dignos de estudios o no, está todavía entablada, hay un hecho que merece resaltarse como es, que de una forma paulatina van acercándose más curiosos al tema, en lugar de perder interés, como era de presumir. Quiérese decir que algo hay, o se intuye que de su estudio puede aparecer algo interesante para la humanidad pues de lo contrario, hombres de ciencia con un prestigio y unos campos de trabajo muy amplios, no perderían el tiempo en juegos de ciencia-ficción. 
 
  ¿Cómo es posible que aumente el interés por este tema, cuando se intenta desprestigiarlo por diversos estamentos sociales? ¿Cómo es posible que acapare la atención de muchos millones de humamos? ¿Cómo es posible que miles de personas en diferentes puntos de nuestro planeta coincidan en testimonios? ¿Verdaderamente pesa sobre la humanidad una oleada de alucinaciones masivas que puedan alterar nuestra mente? ¿Es posible que personas de diferente concepción intelectual y religiosa, con diferentes grados sociales y culturas dispares, puedan coincidir en la afirmación de un fenómeno todavía no demostrado oficialmente?. 
 
  Quizás sería conveniente analizar cuando el fenómeno O.V.N.I. comenzó a acaparar la atención de una forma masiva y espectacular, prescindiendo en estos momentos de la posible aparición en la Tierra en otras épocas y circunstancias, pues su estudio sería mucho más complejo y difícil, dada la ausencia de pruebas fidedignas, podríamos plantearnos si pudiera haber alguna peculiaridad que nos permitiera hacer más comprensible la aceptación de un fenómeno, que a todas luces, en épocas anteriores escapaban a la lógica y a la razón. 
 
 También sería interesante conocer la opinión de algunos estudiosos, así como sus posibles pruebas, para de esta forma poder ir colocando las piezas en un hipotético tablero, por si en algún momento pudieran adoptar alguna determinada forma y conducirnos a un esclarecimiento de ideas, que fueran de interés común, o bien, sencillamente, satisfacer nuestra inquietud interior. 
 
  Es obvio decir, que no existe ninguna pretensión por nuestra parte, sino simplemente el deseo de exponer unas ideas y criterios que pueden ser aceptados o no impulsados por unas vivencias de nuestro tiempo que entendemos deben ser examinados por todos, por si de su estudio, pudiera derivarse alguna pista que nos condujera a la composición del rompecabezas que en estos momentos está sin completar. 
 
  Así mismo, entendemos que el respeto hacia todas las instituciones e ideas debe ser total y absoluto, como punto de partida esencial y única vía posible para un entendimiento y colaboración. 
 
  En próximos números abordaremos esta temática, siempre guiados por la ilusión de ser útiles a la sociedad, aportando nuestro granito de arena, y regidos por las normas de convivencia y comprensión ya expuestas. 
 
 
 
REDACCIÓN

 

Anteriores Artículos

DESARROLLO DE LA MEDIUMNIDAD

Siguientes Artículos

ABORTO NO REALIZADO

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.