Nuevos tiempos

EL PASE MAGNETICO

 
            El Mundo Espiritual Superior en consonancia con las leyes de Dios, actúa constantemente en nuestro mundo ayudando tanto a los espíritus encarnados como a los desencarnados vinculados al planeta, en un acto de caridad, amor y solidaridad constante.
            Ellos utilizan todas las capacidades a su alcance, las que les otorga nuestro Padre para desarrollar su trabajo con eficacia y perfección. En función de su grado de adelanto y especialización desarrollan unas funciones u otras. Siempre bajo el amparo y la supervisión del Maestro Jesús que dirige los destinos y la evolución de este planeta.
            Si tenemos en cuenta el nivel espiritual de nuestro mundo, y que se encuentra en la última fase de “Mundo de Expiación y Prueba”, nos daremos cuenta que los espíritus que estamos encarnados en él, salvo raras excepciones, no poseemos todavía esas aptitudes superiores ni el nivel espiritual que nos permita desarrollar un trabajo conjunto, cien por cien en consonancia con los hermanos espirituales superiores del “otro lado”. Bastante tenemos con atender a nuestras deficiencias morales, superando imperfecciones que retardan nuestra elevación, e ir aprendiendo y superando las pruebas que la vida nos tenga preparadas.
            La mediumnidad viene en nuestro auxilio, es una concesión provisoria, acordada antes de encarnar para que esos hermanos superiores hagan un trabajo a través nuestro, ellos progresan y nosotros rescatamos con esas obras de caridad y amor deudas del pasado. Empero no significa que ellos no  puedan hacer su trabajo sin el concurso material de los mediums. Lo han hecho siempre, pero la misericordia divina permite una pequeña e imperfecta colaboración de los espíritus encarnados muy endeudados.
            El pase magnético es uno de los métodos de auxilio espiritual que se desarrollan en la actualidad. Respetando a aquellas personas que lo practican y sin dudar un instante de su buena voluntad y predisposición, quizás deberíamos plantearnos si hoy día cumple con  la función deseada y si los resultados avalan su práctica.
            Hemos comentado anteriormente que los Planos Superiores hacen su trabajo, ellos saben de las necesidades reales de las personas y aquello que es más necesario en cada momento, nosotros no, puesto que desconocemos la naturaleza y el fin último de las vicisitudes y pruebas de la vida. Tan sólo nos queda rogar y pedir a lo Alto ayuda espiritual para quien lo necesita. En ese aspecto sí que podemos ser de gran ayuda, pero el resto, el trabajo verdaderamente importante lo hacen los Seres Superiores.
            Por desgracia, y por herencia de costumbres del pasado, muchas veces el pase se trivializa y se convierte en una práctica muy asidua. Se dan pases a personas que realmente no lo necesitan. Frases como: “Cómo no cuesta nada”, “Es un momento”, “Siempre viene bien”.
            Nos olvidamos que el mejor pase magnético proviene del ambiente espiritual que sepamos crear en nuestro centro espirita; es un trabajo de todos. Con una actitud positiva, armónica, solidaria, de oración, de vigilancia interior, etc.,  podemos contribuir para que atraigamos a la parte espiritual positiva y que ellos hagan su trabajo de limpieza energética con aquellos rezagados (desequilibrados) o que  se encuentren desarmonizados porque, por ejemplo, hayan tenido un mal día.
            Hemos de alejarnos de la cultura del intervencionismo, nadie está capacitado para limpiar energéticamente a nadie, ni tampoco para fluidificar agua para ayudar a alguien.  Siempre son los Hermanos Superiores los que hacen ese trabajo. Quien diga lo contrario está engañando a otros y se está engañando a sí mismo.
            En la obra LA OBSESION – EL PASE – EL ADOCTRINAMIENTO”  del autor espirita J. Herculano Pires se encuentran reflexiones como las que  a continuación reproducimos:
                  ”Nos juzgamos capaces de hacer aquello que no nos corresponde hacer. Queremos dirigir, orientar los fluidos espirituales como si fuesen corrientes eléctricas y manipularlos como si su aplicación dependiese de nosotros.”
                  ”Se  ruega la asistencia de los Espíritus ¿con qué derecho se pone después en el lugar de ellos?”
                  “La técnica del pase no nos pertenece a nosotros sino exclusivamente a los Espíritus Superiores. Sólo ellos conocen la situación real del paciente. Las posibilidades de ayudarle a la vista de sus compromisos y pruebas, la naturaleza de los fluidos que el paciente necesita y así sucesivamente.”
                  “Las experiencias espiritas sensatas y lógicas, en todo el mundo, desde los días de Kardec hasta hoy, han demostrado que más vale una oración silenciosa, a veces en ausencia y sin conocimiento del paciente….”
                  “Los espíritus realmente elevados no aprueban ni enseñan esas cosas, sino la plegaria y la imposición de manos.”
            Es loable la predisposición a ayudar al semejante sin olvidar que cada cual ha de aprender también a ayudarse a si mismo. En la mayoría de los casos, es desde la insatisfacción interior donde nos podemos dar cuenta en qué podemos estar fallando, y no utilizando el recurso fácil de que otros “nos armonicen” y nos ayuden sin poner nada de nuestra parte. Esto es algo que desde lo Alto perciben con total claridad.
            En definitiva y como conclusión; es un acto de caridad ayudar al semejante, pero teniendo muy clara  la posición y las capacidades reales que poseemos, bien sea la oración, la imposición de manos, etc.; el resto lo hace de forma magistral y perfecta el Mundo Espiritual Superior. ¡No intentemos suplantarlos!
 J.M.M.C
 
© Grupo Villena 2012
           
“Kardec agrega un tercer nivel de energía que es el Espiritual por excelencia. En este caso, no existirá ninguna necesidad de un instrumento físico. Los Espíritus proyectan directamente las energías sobre los necesitados”
 
Directrices de Seguridad
Divaldo Franco&Raul Teixeira
Anteriores Artículos

PLANIFICACIÓN ESPIRITUAL

Siguientes Artículos

RELACION CON LA NATURALEZA:  PROGRESO Y RESPETO

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.