LA ILUSIÓN

0
55
La ilusión

LA ILUSIÓN 

                  I

Llega como la débil mariposa

que vive de reinar entre las flores

y un momento destaca sus colores

ante la luz del sol, pura y hermosa.

La ilusión nos embarga venturosa

un momento también, y los fulgores

del sol abrasador de los amores

enloquecen la mente más juiciosa.

Vemos la gloria aquí sobre el eterno

impace terrenal, y los despojos

que llenan la planicie de este infierno

adoramos con fe, puestos de hinojos;

¡y todo es dulce, grande, alegre y tierno

porque santa ilusión vive en los ojos!

 

II

Sopla el viento con furia de repente

y, envueltas entre ráfagas de escoria,

mueren aquellas flores cuya historia

se mantuvo un minuto débilmente.

Huye la mariposa en la corriente

del huracán; huye de la victoria,

cual huye de nosotros toda gloria

que coronó un minuto nuestra frente.

Y es que aquí en este mundo todo es vano.

El calabozo siempre es la morada

del dolor eregido, en soberano.

La luz de la Ilusión es llamarada

que alegra un poco el corazón humano

y le dice: ALLÁ SOY; aquí no hay nada.

 

La ilusión por: Krainfort de Nínive

 

Extraído de la revista LUZ, UNIÓN Y VERDAD. Revista espiritista Kardeciana; Marzo y abril de 1919; números 3 y 4. Barcelona)

Otros artículos de Recordando el pasado.

Publicidad solidaria gratuita