Eventos

CRÓNICA DE LAS SÉPTIMAS JORNADAS ESPIRITAS DEL MEDITERRÁNEO

El  pasado fin de semana, -del 24 al 26 de Marzo-, se han celebrado en Alfás del Pí (Alicante) las 7ªs JORNADAS ESPIRITAS DEL MEDITERRÁNEO. Es de justicia destacar la labor que D. Joaquín Huete (Presidente del Centro Espírita de Benidorm) realiza año tras año en la programación, organización y ejecución de las mismas, y sin duda, parte del éxito que alcanzan se debe a esta circunstancia. Dicho esto, es preciso resaltar que el formato en que se plasma este evento, es muy diferente a otros conocidos; quizás de ahí su éxito y su crecimiento año tras año. Es una organización eminentemente participativa; dónde además de conocimientos doctrinarios, se ofrecen espacios de recreo, esparcimiento, culturales, de plena convivencia y compañerismo.

Esta variedad de actividades y posibilidades, de libre elección por parte de los asistentes, ofrece a aquel que acude a las jornadas una plena realización personal; pues no sólo puede apreciar el conocimiento que se ofrece, sino también experimentar y vivenciar la manera de pensar, obrar y sentir de aquellos que acuden. Todo ello con la mayor y más absoluta concordancia en los principios morales y doctrinarios de la filosofía kardeciana.

La interacción de todos los asistentes en un ambiente fraterno de convivencia y camaradería, permite compartir experiencias entre los diferentes centros que allí acuden; ofrece la posibilidad de programar eventos multilaterales, o entre diferentes centros. También es un marco extraordinario, para conocerse mutuamente los asistentes y las  actividades que cada uno realiza en su lugar de origen. E incluso se ofrece la oportunidad de programar actividades, colaboraciones y trabajos conjuntos entre los centros y las personas que asisten para el resto del año en curso.

Dicho esto, el ambiente transcurrió en franca camaradería, fraternidad y alegría. La frase repetida de que el Espiritismo es Serio pero Alegre, fue una constante durante las jornadas. Y a ello unimos el ambiente -muy especial- que se respiraba y se sentía en el salón de actos cuando se producía la participación espontánea y sincera de muchos de los que allí nos reunimos. El mundo mayor estuvo presente cada uno de los tres días, dejando sus huellas de amor y energía renovada en los corazones de la mayoría que así lo sintieron.

Hubo momentos de excepcional emoción donde, a través de las palabras de los ponentes o participantes, la sensibilidad y la emoción de los sentimientos más puros, afloraron en los corazones de los asistentes, bañando de lágrimas muchos rostros que en esos momentos recibían los beneficios y los fluidos reconfortantes de tanto amor como nos transmitían nuestros compañeros invisibles de cada jornada.

No se puede explicar con palabras, es preciso sentirlo y vivirlo, por ello, les confirmamos que un año más, estas jornadas fueron una expresión mayor del consuelo, la lucidez, la alegría y la felicidad que la doctrina de Kardec ofrece a las almas de todo aquel que se acerca a ella con nobleza y deseos de aprender.

Ojalá se sigan realizando estos eventos que tienen la capacidad de reforzar convicciones, conocimientos y experiencias personales sobre el camino emprendido en este maravilloso descubrimiento de nuestra inmortalidad y de la capacidad de ser mejores día a día haciendo felices a los demás.

Redacción

© 2017 Amor, paz y caridad

Anteriores Artículos

UNA CASA ENCANTADA

Siguientes Artículos

LA MEDICINA DEL ALMA

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.