Extraterrestres

CONSIDERACIONES PRESENCIA EXTRATERRESTRE

Vamos a realizar algunas consideraciones sobre las diferentes formas en que la presencia ovni-extraterrestres  está ayudando a nuestra humanidad. Si no se observan adecuadamente, pueden pasar desapercibidos algunos detalles que son muy relevantes e importantes. En particular, algunas consideraciones son de especial relevancia para todos aquellos que, no están sujetos a creencias o filosofías espiritualistas de cualquier índole; es precisamente a ellos a quienes más pueden beneficiar.

 Para comenzar, analicemos que reflexiones pueden surgirle a una persona que admita, que los extraterrestres están aquí, que nos están visitando y dando pruebas de ello por medio de los diferentes avistamientos que se han venido produciendo en las últimas décadas, Este  solo hecho de por si, está dando a entender, que existen otras civilizaciones, externas a nuestro planeta, que poseen tecnología, luego han tenido un proceso de evolución, que puede ser más o menos semejante al nuestro.

 A todos aquellos grupos de personas que tengan un carácter científico, igualmente les ofrece muchísimas reflexiones y consideraciones, han de revisar prácticamente todos sus planteamientos, y aseveraciones que formularon de manera precipitada en momentos anteriores,  al negar la mayor, ya que si no estamos solos en el universo, se caen por sí mismos muchos argumentos y fundamentos de la ciencia.

 Pero donde más se ha de revisar la historia es a nivel religioso. Estos seres pertenecen al mismo Dios que al nuestro. Los ha creado la misma inteligencia. Son también nuestros hermanos, vecinos de otras moradas, tal como decía el Maestro, “EN LA CASA DE MI PADRE HAY MUCHAS MORADAS”. Esto supone un cambio de mentalidad muy importante, significa que tenemos que estar abiertos, de manera muy ecléctica a un nuevo orden de ideas y de maneras de entender nuestro paso por la Tierra.

 Es algo similar a lo que se tuvo que enfrentar en el siglo XV, cuando Cristóbal Colón descubrió América, el mundo se hizo más grande, la Tierra dejó de ser plana, la humanidad cambió en muy poco tiempo dando paso a una revolución y un desarrollo hasta entonces inconcebible. Algo de mucha más transcendencia va a ocurrir cuando aceptemos sin tapujos, cuando descubramos que no ya sólo la presencia extraterrestre en la Tierra es una realidad, sino que no estamos solos en el universo y que la tierra es una base de aprendizaje para un número de espíritus que se hayan en proceso de evolución, más o menos igualado, sobre todo en lo tocante a la parte moral, que somos una parte infinitesimal del universo. No obstante, lo grande y lo transcendente es que ya empezamos a tomar conciencia del lugar que ocupamos en el Cosmos, que somos seres eternos, y que ineludiblemente estamos condenados al progreso y la felicidad.

 Depende de nosotros llegar antes o después.

 Cualquiera que se detenga a pensar, con verdadero deseo de encontrar la luz de la verdad, de hallar respuestas lógicas y razonadas, tiene que llegar a admitir una serie de planteamientos, que no tienen explicación a menos que completemos el puzle, esa pieza que nos falta para comprender tantísimas cosas, que es la Ley de Reencarnación, y admitir de una vez por todas que somos seres en proceso de evolución, que formamos parte de un todo, y que por lo tanto no podemos seguir caminando más como hasta ahora, en medio de la oscuridad.

 Necesitamos conocer el por qué y para qué estamos aquí, de dónde venimos y hacia dónde vamos, y en ese sentido, los hermanos extraterrestres están arrojándonos mucha luz, todos venimos del mismo sitio, de la fuente creadora que es Dios, todas las estrellas que contemplamos en el firmamento no están en el espacio para que por las noches podamos mirarlas como si de un cuadro se tratara, no son un adorno, no son algo inútil, sino todo lo contrario, hay vida por todas partes, Dios es Vida y es Amor, el ser humano a medida que va creciendo y comprendiendo se va haciendo una idea más grande y clara de lo que es el Universo y toda la Creación.

 Hasta ahora, no hemos estado ni mucho menos preparados y documentados para empezar a abrir nuestra mente y tener una concepción más amplia y auténtica de la infinitud de la obra de Dios.

 Nuestra ignorancia, al igual que nuestro orgullo y la pretensión de creernos los seres más adelantados de la Creación nos han impedido avanzar mucho más, porque han sido muchas las voces que en diferentes momentos han anunciado y han transmitido muchos adelantos, pero no se les ha creído, tenemos por ejemplo el caso de Galileo Galilei, o de Miguel Servet, los cuales tuvieron que renegar de su ciencia, porque esta contradecía los postulados religiosos del momento.

 Con la doctrina espirita, ha pasado lo mismo, sus postulados contradecían los argumentos de la época, y las elites eclesiásticas no podían admitir que por otros medios, diferentes a los suyos, se pudiera estar estableciendo una filosofía de vida que suponía dar un avance a la sociedad, son piedras que se van poniendo en el camino, sin saber que el vehículo del progreso es tan grande que no se puede parar, se puede obstaculizar y ralentizar, pero no se puede detener.

 Retomando el tema en cuestión, los extraterrestres vienen, están entre nosotros, y están más adelantados, su tecnología supera con creces a la nuestra, por lo tanto han vivido un proceso de evolución. No nos atacan, respetan nuestro libre albedrío, no intervienen en nuestros asuntos. Están demostrando que obedecen a unos principios, porque ¿Si nosotros llegásemos a un mundo inferior al nuestro, no intentaríamos conquistarlo? ¿No intentaríamos explotar sus recursos? Eso es lo que hemos hecho desde siempre, conquistar, colonizar, apropiarnos de lo que poseen los más débiles, ¿Por qué no íbamos a hacerlo con los pobladores de una humanidad inferior?

 Existen lógicamente unas Leyes y Principios Universales, que las humanidades más avanzadas a la nuestra conocen perfectamente, por ello no las contravienen, no las violan, las cumplen y respetan, de ahí que los extraterrestres no interfieran en nuestro libre albedrío. No obstante,  vienen, nos visitan, se dejan ver, es decir dan que pensar, y todos aquellos que buscan la luz de la verdad los reconocerán, admitirán y empezarán a comprender que estamos en una nueva etapa de la humanidad, y que nuevas puertas se nos abren, nuevos y más amplios horizontes se nos presentan.

 Y todo ello porqué, ni más ni menos porque estamos a las puertas de una nueva era, esta es la  de la Regeneración Moral, se cumplen de este modo las promesas del maestro Jesús, un mundo en donde desaparecerán todos los vestigios del egoísmo brutal de los rasgos propios de una sociedad embrutecida, dominada por las pasiones, el materialismo, la ignorancia y el orgullo.

 Todo esto son consideraciones y argumentos que se desprenden por el sólo hecho de la presencia extraterrestre. Es una sencilla regla de tres:

  • Vienen, sí, por lo tanto no estamos solos en el Universo. Confirman la pluralidad de mundos habitados.
  • No nos atacan, por lo tanto son positivos y conocedores de Leyes Superiores. Por encima de todas ellas la ley del amor, es decir vienen a ayudarnos.
  • Están mucho más adelantados que nosotros, por lo tanto, hay una Evolución por medio, a la que nosotros estamos invitados a conseguir. Dios no concede privilegios a nadie, de ahí su justicia perfecta.
  • Asimismo esta evolución, recalca una vez más la Ley de Reencarnación, sin la cual no se pueden llegar a desarrollar los valores que nos están demostrando.

 Y así sucesivamente, podemos seguir elevando nuestro pensamiento y desarrollando otras muchas cuestiones que enaltecen y dan un valor extraordinario a la presencia extraterrestre en nuestro planeta, pero para esto es necesario no tomarse esta cuestión a la ligera, sino detenerse con seriedad y haciendo uso de un buen análisis, libre de prejuicios. Pensemos si Allan Kardec se hubiera tomado a la risa, el fenómeno de las mesas parlantes y no se hubiera detenido a realizar un examen serio y a fondo, ¿hubiera realizado su labor? Seguro que no.

 Seamos serios pues, imitemos al maestro del espiritismo, y utilicemos su método, no rechacemos por rechazar, cuestiones que a priori nos pueden resultar falaces.

Lo mejor está aún por venir.

 

Consideraciones presencia extraterrestre, por:   Fermín Hernández Hernández

© 2016, Amor paz y caridad

Anteriores Artículos

REENCARNACIÓN Y CRISTIANISMO

Siguientes Artículos

AMOR Y PERDÓN

Sin Comentarios

Deja tu opinión