Reencarnación

CONCLUSIÓN 

(Viene del número anterior)

   El día que el hombre se compenetre de la grandeza de su destino, sabrá desprenderse mejor de lo que le empequeñece y rebaja, sabrá gobernarse según las leyes que rigen su vida, para vivir en concordancia con esas leyes, y en armonía con sus semejantes.
 
 
   Ignorando su destino y viviendo en medio de la mentira y del error, el hombre maldice, a veces, la vida, por ignorancia de que ésta es una oportunidad más que el Eterno Amor, por medio de la ley de los renacimientos, ofrece para él progreso de su Espíritu, que es el verdadero ser, el que continuará siendo en el tiempo y en el espacio. 
 
   Tenemos que comprender, que la vida humana no es un fin en si misma, sino un medio para un objetivo más elevado: EVOLUCIONAR. Y como ya sabemos, evolucionar significa progresar constantemente en inteligencia y sabiduría, en voluntad y fortaleza, y en amor fraterno (en el cual están implícitas la bondad y la comprensión) para una mejor convivencia humana y vidas futuras más felices. 
 
   Pero, no será posible alcanzar esas vidas futuras más felices, si antes no nos conquistamos a nosotros mismos, venciendo nuestro egoísmo ancestral, tronco del cual brotan todas las demás imperfecciones morales y pasiones humanas, que nos llevan a cometer errores sin cuento y nos arrastran a estados de desdicha. Sólo colocándonos en armonía con la Ley del Amor, puede nuestra alma llegar a percibir esos destellos de felicidad, esa sensación interna de dicha. 
 
   Concluiremos esta obra, con los siguientes argu­mentos : 


1. Que en la reencarnación se encuentra la demostración palpable y objetiva de las causas inherentes a las desigualdades humanas. 
 
2. Que lejos de turbar la mente humana, la idea de la reencarnación la ilumina, haciendo resaltar la Justicia Divina, en: A CADA CUAL SEGÚN SUS OBRAS. 
 
3. Que cada existencia es un eslabón que se une hacia atrás y hacia adelante con eslabón distinto, con una vida diferente, pero solidaria con las demás. 
 
4. Que todos tenemos un mismo punto de partida en la Vida Una y exactamente igual, y la misma meta a alcanzar: LA PERFECCIÓN. 
 
5. Que todos habremos de llegar a esa meta, tarde o temprano, dependiendo del esfuerzo que pongamos en avanzar, en perfeccionarnos. 
 
6. Que la Ley Divina nos brinda tantas oportunidades como sean necesarias para alcanzar ese objetivo, corregir nuestros errores, así como desarrollar las facultades recibidas de la Divinidad Creadora. 
 
7. Que todos los seres somos iguales ante Dios; porque, siendo sus hijos, todos estamos destinados a la suprema felicidad; siendo las desigualdades intelectuales, morales y volitivas, diversos estados evolutivos; así como las diferencias físicas son el fruto dulce o amargo, como cosecha de la siembra en el pasado. 
 
8. Que demostrado está, que nadie puede alcanzar la perfección -meta para la reintegración a la Divinidad una sola vida humana; por lo que, lógicamente, necesarias son más vidas para ir acercándonos gradualmente a esa meta. 
 
9. Que el conocimiento de la reencarnación, y de la ley de consecuencias implicita en la misma, por parte de la ciencia médica, ampliará los horizontes de la psicosomática y por ende de la psiquiatría y la medicina. Y pronto la ciencia médica identificará un nuevo campo de etiología, diagnosis y terapéutica, en base a la interligación del cuerpo psíquico o alma, con el cuerpo físico-orgánico. 
 
10.Que siendo libre el proceder, pero responsable de sus acciones, pensamientos y sentimientos, el ser humano es el artífice de su propio destino. Cuando transita por el camino del amor fraterno, el ser se eleva y se engrandece, así como se empequeñece y retrasa en su progreso evolutivo, cuando se deja dominar por el egoísmo, sus secuelas de amor propio, vanidad, orgullo, etc. 
 
SEBASTIÁN DE ARAUCO
Finalizamos con esta conclusión el espacio que hemos dedicado al libro “3 Enfoques sobre la Reencarnación” de Sebastián de Arauco, cuya lectura recomendamos a todos Vds. pues se trata de una obra interesante y básica para todo estudioso del tema reencarnacionista.
Anteriores Artículos

UN RAMILLETE DE  ROSAS

Siguientes Artículos

MISIÓN DEL ESPIRITU PROTECTOR

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.