Página póetica

UN RAMILLETE DE  ROSAS

 
Este preciado día
como amados compañeros
Venimos con alegría
para esta rosa ofreceros.

 
La tercera de este ramo
que esperamos completar
con la ilusión que empezamos
y las ganas de llegar.
 
No es un camino de rosas
sino de espinas y esfuerzo,
pero hay que ganarse el puesto
a costa de muchas cosas.
 
No basta cerrar los ojos
y pensar todo va bien,
mirar y ver las miserias
y pensar ¡qué puedo hacer!
 
Quizás porque así pensamos
es por lo que estamos aquí,
por eso y porque sentimos
que la vida no es así.
 
Que hay algo más que transciende
que va siempre con nosotros,
pues no puede ser que el Padre
nos haya dejado solos.
 
Siendo el hombre la gran obra
de toda la creación,
¿olvidó su corazón?,
¿no ha de ver lo que estorba?
 
Trabajando internamente
va el hombre sin condición,
subiendo cada escalón
por su esfuerzo solamente.
 
Va vagando por el mundo
desde que Dios lo creó,
va sin perder un segundo,
camina a la perfección.
 
Aun a veces sin saberlo
el alma siempre progresa,
aunque a veces esté presa
pues la ignorancia es un velo.
 
Como ángeles guardianes
los Hermanos nos protegen,
con su amor nos fortalecen
y alivian nuestros pesares.
 
Todo se une en esta vida
como una larga cadena,
las experiencias vividas
y el amor es quien la cierra.
 
Es nuestra meta esperada
conseguir la última rosa,
rosa de amor y de paz,
primavera tan soñada.
 
Hay que intentar ser mejor,
dar todo por los demás,
hay que lograr que el dolor
no sea ese algo fatal.
 
Un ramo en el corazón
y una ilusión en el alma
progreso y reencarnación
perfume de la esperanza.
 
GRUPO DE BOCAIRENTE
 
Poesía dedicada a la Asociación Parapsicológica 
Valenciana en su tercer  Aniversario.




Anteriores Artículos

LOS MOVIMIENTOS SOCIALES

Siguientes Artículos

CONCLUSIÓN 

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.