Ya sabe el alma...
Página póetica

YA SABE EL ALMA…

Ya sabe el alma que mora en una tosca materia que, sufriendo en la miseria, su redención se mejora.   Ya sabe el alma que ríe, a veces, por no llorar, que su aflicción va a acabar cuando en el Señor confíe.   Ya sabe el alma que sueña con llegar al paraíso que, al cumplir su compromiso, de su destino es la dueña.   Ya sabe el alma que …

LEER MÁS →
Para que quede claro
Página póetica

PARA QUE QUEDE CLARO

     Quintillas   Se ha repetido el asunto por activa y por pasiva: luego que la muerte arriba, el ánima del difunto continúa estando viva.   Cuando el ser humano exhala el suspiro postrimero no termina todo; empero, hace tan solo una escala para seguir el sendero.   Cuando el espíritu escapa tranquilo y sin hacer ruido de donde estaba metido, su conciencia se destapa y recupera el sentido. …

LEER MÁS →
el enviado, la gran figura de todos los tiempos
Página póetica

ENVIADO

ENVIADO Espinela   Llegó del Mundo Mayor con muy escaso bagaje; tan solo trajo el mensaje de Redención del Señor. Vino a ser ejecutor de la Ley y los Profetas; con parábolas escuetas nos contó la gran verdad: que solo en la Caridad alcanza el hombre sus metas.    Jesús Fernández (Guardamar;  11-VI-2017)   

LEER MÁS →
Quiero decirte una cosa
Página póetica

QUIERO DECIRTE UNA COSA

(A mi madre)   Quiero decirte una cosa, amiga del alma mía, decirte en clave de glosa la desbordante alegría   con la que mi ser se embarga desde que te conocí; ojalá una vida larga pueda disfrutar de ti.   Quiero decirte una cosa sobre el mundo en que vivimos, a veces de color rosa, en otras lleno de limos;   y el limo que al mundo ensucia parece …

LEER MÁS →
Dormir del alma
Página póetica

DORMIR DEL ALMA

¡Qué se dirán nuestras almas cuando en el sueño se encuentran!, pues cuando el cuerpo reposa el espíritu se ausenta.   El sueño es como una muerte que solo dura unas horas; y el espíritu regresa a la carne donde mora.   El espíritu se aleja dejando el cuerpo en la cama gozando su libertad que en el cuerpo siente atada.   ¡Qué se dirán nuestras almas! Quizá se cuenten …

LEER MÁS →
Yo sabía
Página póetica

YO SABÍA

Ha sido muy largo el viaje que mi espíritu ha emprendido y muy largo el batallar, buscándote sin cesar hasta encontrarme Contigo.   Yo sabía que existías: un día caí en tu trampa; trampa que Tú me tendías y en ella quedé atrapada dando sentido a mi vida.   Me pesaba la materia; me era duro caminar; me sentía prisionera, yo quería abrir la jaula y echar ligera a volar. …

LEER MÁS →
A un perro desconocido
Página póetica

A UN PERRO DESCONOCIDO

Dejó de ser cachorrillo y comenzó a envejecer; y cuando un perro envejece, hay que librarse de él.   Es una pequeña historia de un perro desconocido que tuvo sin duda un amo pero no tuvo un amigo.   Un día frío y lluvioso apareció por mi barrio sin hacer caso de nadie; loco, buscando a su amo.   Se recorría las calles cada día más despacio; al final, perdió …

LEER MÁS →
Caridad
Página póetica

CARIDAD

¡Caridad! Nadie la puede medir en toda su inmensidad, cuando el hombre la practica con grande desinterés, con gran generosidad.   ¡Caridad! Poderosa luz que alumbra a todo ser por igual, porque lo enseñó Jesús: -“No puede haber salvación   si no existe Caridad.”   ¡Caridad! El hombre en su trayectoria olvidando ese principio y faltando a esa verdad, fue cayendo en el abismo de su propia realidad.   ¡Caridad! …

LEER MÁS →
El día que haya Paz...
Página póetica

EL DÍA EN QUE HAYA PAZ…

El día en que las mil humanidades encuentren el camino convergente que lleva de retorno hasta La Fuente y aleja de las mil iniquidades;   el día en que se dé más importancia a compartir, y no a la competencia; el día en que se sienta en la conciencia la fuerza de vencer la intolerancia;   el día en que se mire a toda gente con una visual más intimista; …

LEER MÁS →
...Y Dios creó las flores
Página póetica

…Y DIOS CREÓ LAS FLORES

El día que Dios creó las flores de blancas galas, los pétalos consiguió de un arcángel que le dio blancas plumas de sus alas.   El día que Dios creó la primer flor amarilla, María se emocionó, porque el Señor empleó trocitos de su mejilla.   La luz del Sol irradió la Tierra en las alboradas; de tal forma, creo yo, el Señor coloreó las flores anaranjadas.   Le llegó …

LEER MÁS →
Infinito Creador
Página póetica

INFINITO CREADOR

¡Señor de las potestades! Infinito Creador: Dijiste ¡Sea! ¡Lo quiero! Tu voluntad se cumplió.   Por doquier canta la vida que tu soplo de amor diera cuando dijiste ¡Hágase! al crear la Madre Tierra.   Montañas, ríos y mares; rocas, plantas, animales; valles, simas y volcanes e inmensas profundidades.   El espíritu se eleva contemplando tal belleza en días de sol radiante, en noches de luna llena.   Con el …

LEER MÁS →
Perdona, señor
Página póetica

PERDONA, SEÑOR

Perdona, Señor, si digo que me encuentro muy cansada; va siendo muy largo el viaje donde el alma está embarcada.   Jamás romperé los lazos que me atan a la carne, mas nunca me negaré si vienes a desatarme.   Yo no deseo morir porque a tu ley contraría; mas si hoy lo decidieras tampoco me importaría.   Nos abandonan las fuerzas porque el cuerpo se envejece, y a medida …

LEER MÁS →