Cuarenta y cinco años
La esencia del espíritu
A un espíritu que huye de la luz

A UN ESPÍRITU QUE HUYE DE LA LUZ

0
A un espíritu que huye de la luz Mujer, hace algún tiempo que perdiste a una hija adorada, pero su muerte no fue una muerte...
Los grandes de ayer

LOS GRANDES DE AYER

0
Los grandes de ayer Siempre que encuentro en mi camino alguno de esos desventurados que no tiene casa ni hogar, murmuro con profunda tristeza,...
No hay dolor sin historia

NO HAY DOLOR SIN HISTORIA

0
No hay dolor sin historia Sigo recibiendo diariamente cartas, cual más conmovedora. Ora es una madre desolada que me dice: “Yo tenía un hijo de veintiséis...
Sombra...más sombra

SOMBRA…MÁS SOMBRA

0
Sombra...más sombra No pasa un solo día que no reciba alguna carta contándome algún suceso doloroso y suplicándome que averigüe el porqué. No siempre puedo complacer...
El orgullo también es un pecado

EL ORGULLO TAMBIÉN ES UN PECADO

0
El orgullo también es un pecado No hace muchos días que vino a verme mi amiga Alicia, espíritu para mí muy simpático. Espiritista convencida que...
Deudas del ayer

DEUDAS DEL AYER

0
Introducción y primera entrega Hoy iniciamos una nueva serie de artículos de la revista amor paz y caridad. Durante los próximos meses publicaremos, resumidas, las...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies