Leyes Universales

Búsqueda de la felicidad 3

¿Por qué hay tanta gente con una vida de amarguras?

Por la actitud mental y afectiva desacertada que adoptan frente a las vicisitudes de la vida diaria.

La grandísima mayoría de la gente ignora que, su egoísmo, con su secuela de envidias, celos y malos deseos, así como sentimientos ruines; es una energía psicomagnética negativa, que daña al mismo que la alimenta.

Cuando el ser humano adquiera el conocimiento de las leyes que rigen la Vida en sus diversos aspectos, podrá evitar crear las causas generadoras de infelicidad, y crear las condiciones productoras de felicidad. Y esto no es una utopía sino una realidad, ignorada por muchas personas, aun aquellas con cultura académica.

La felicidad es la meta hacia la cual avanza toda criatura humana, ya que por ley le corresponde; y que alcanzará cuando llegue a crear las condiciones propicias para su manifestación. Porque, la felicidad, así como la infelicidad, son estados consecuenciales de nuestra conducta.

Y la felicidad más duradera, se obtiene cuando alcanzamos ese estado de paz mental y armonía emocional, que hace la vida más placentera. Para lo cual, indispensable es, a más de la superación de los aspectos citados, mantener sentimientos de bondad y deseos de bien para todos, así como pensamientos constructivos, basados en la fraternidad humana.

Porque, la felicidad es, la consecuencia natural de una Conciencia tranquila y del sentimiento y manifestación del Amor en la vida diaria; que producen armonía en la mente y en el alma de la persona, armonía esta, que genera sensaciones de dicha inefable.

Pero a esto se opone nuestro mayor enemigo, disfrazado de amigo: el EGOÍSMO. Pues, siendo el egoísmo, el tronco del cual salen las imperfecciones del carácter, en sus variados aspectos, es el mayor causante de infelicidad. No hay persona egoísta que sea feliz; porque, el egoísta, en su actitud exigente y acaparadora, está constantemente desarmonizado, mental y emocionalmente; aun cuando en el desconocimiento de sí mismo, lo ignore.

¿Por qué hay tanta gente enferma de los «nervios», del estómago, del hígado, etc.; con una vida de amarguras?

Por la actitud mental y afectiva que en su diario vivir adopta, apartada de las leyes naturales, de las leyes de la Vida. Y viven así porque las ignoran. Por ello tan necesario es el Conocimiento.

Por ejemplo, cuando una persona envidiosa y rencorosa sepa que, los sentimientos ruines que pasivamente mantiene, son la causa del deterioro de su salud y otras desventuras que amargan la vida; ¿no os parece que esa persona se esforzará en superar esa condición?

Debemos saber y tener por verdad que, el cuerpo físico creado dentro de las leyes biológicas, es para dar cabida a un Ser espiritual, que viene a la vida física con un programa de realizaciones, a cumplir un destino, en el cual está comprendido la superación de las imperfecciones y desarrollar las facultades mentales y anímicas, que el Espíritu necesita para su progreso.

Y en el grado en que realice ese programa, avanzará en el camino de su evolución, hacia la felicidad plena.

Búsqueda de la felicidad 3 por:   Sebastián de Arauco

Anteriores Artículos

UNA DOCTRINA ACTUAL, CIENTÍFICA Y DINÁMICA

Siguientes Artículos

PSICOLOGÍA Y ESPÍRITU

Sin Comentarios

Deja tu opinión