Extraterrestres

ANTECEDENTES HISTORICOS DE LA PRESENCIA OVNI

Aunque no es el objeto de esta sección hacer un estudio científico de la cuestión que nos ocupa, que es el aspecto espiritual del tema extraterrestre, como venimos viendo hasta ahora, consideramos conveniente poner en actualidad algunos estudios e investigaciones que se están realizando, para comprobar que se mire por donde se mire, el tema ovni-extraterrestres se puede profundizar y llegar a la misma conclusión, “no estamos solos en el universo”.

Hay por todo el planeta infinidad de personas ligadas a este tema desde hace décadas, que han seguido el lado material, o por decirlo así, el lado físico de los ovnis, ya que han sido multitud las apariciones y avistamientos que se han producido a lo largo de todos estos años y en prácticamente todas las partes del mundo. Hay verdaderos seguidores del tema ovni, y debemos saber tanto respetar, como apreciar las observaciones y el trabajo que esto conlleva.

Todo el trabajo hecho con responsabilidad, con sentido común, y con buen criterio, sabiendo separar la paja del trigo, conlleva un sacrifico y mucha voluntad, por lo tanto, no podemos dejar de lado lo que de positivo podemos adquirir de muchos investigadores, apasionados, periodistas, etc, muchas personas que saben internamente que el fenómeno ovni existe realmente, que han estado viniendo desde épocas remotas y que, en consecuencia, algun sentido debe de tener.

Eso si hemos de ser prudentes y separar la fantasía de la realidad, lo natural de lo sobrenatural, y sobre todo no dejarnos llevar por las ganas de presenciar un avistamiento, o lo que sería casi mas delicado todavía, tener un contacto físico con seres extraterrestres, porque si es así, nuestros deseos nos pueden jugar una mala pasada.

Pues bien, podemos remitirnos a las escrituras de todas las religiones, en todas ellas nos encontramos con leyendas y sucesos que nos remiten a pensar que se produjeron ya hace cientos de años, contactos con la humanidad. Por ejemplo, se dice que Elías se elevó a los cielos en un carro de fuego. Jonas fue tragado por una ballena y regresó después de tres días en su interior, en cuanto se refiere a la cultura nuestra occidental.

En oriente, sobre todo en la cultura India y China, son muchos los relatos de serpientes y dragones voladores, hay infinidad de esculturas y estatuas en los que se puede apreciar personajes con cascos y vestidos impropios de la época, e incluso naves representadas en la piedra.

En Latinoamérica, las culturas precolombinas también hacen alusión a infinidad de relatos semejantes, parecía algo natural que los dioses, atribuyendo este sinónimo a los extraterrestres, tuvieran mucho que ver con su pueblo, especialmente en el pasado. Es muy común relacionar muchos de los hechos, templos, pirámides etc, con las estrellas, con el cielo, además lógicamente con los fenómenos naturales, que producen el sol y la luna, pero que estas culturas todavía sin un grado relevante de civilización, al menos en la mayoría de sus ciudadanos, tuvieran tanto vínculo con las estrellas y los seres de otros mundos no da a pensar en que hubo un momento en que tuvo que producirse algún tipo de relación, que diera lugar a tanta leyenda, relató y creencia popular en dichos dioses.

La estrella que guiaba a los reyes magos, está claro que no era una estrella, tal y como se entiende una estrella a nivel astronómico. El mismo Jesus de Nazaret, hace alusión en muchas ocasiones a que vendría rodeado de las nubes del cielo y que los ángeles le acompañarían, con todo el poder y su gloria, etc., palabras como estas es cierto que se prestan a muchas interpretaciones, y que lógicamente no estamos predispuestos a aseverar nada con rotundidad. Puede ser que se refiera exclusivamente a situaciones de tipo espiritual, puesto que los espíritus y más todavía los que tienen gran evolución espiritual se pueden manifestar en la tierra de manera contundente y espontánea, pero mi opinión personal es que también se puede estar refiriendo a hermanos extraterrestres, dado que a los que estamos en la materia, y sobre todo a la gran mayoría de la humanidad que no posee conocimientos espirituales, nos convencen más los hechos materiales.

En otro orden de cosas, después de la oleada de inquietudes que se produjo en las décadas 70 y 80 por el tema ovni-extraterrestres, parecía que se había agotado este seguimiento, y no ha sido así, de un tiempo a esta parte a vuelto a resurgir, de manera mas controlada, dado que ya no es un tema tan novedoso, pero lo cierto y verdad, es que se siguen produciendo avistamientos, y que estos hechos siguen teniendo su seguidores e informadores.

De hecho son ya 12 los países que han desclasificado sus archivos, Estados Unidos, México, Colombia, España, entre otros, y se pueden conocer los hechos que durante años atrás acontecieron en muchos sitios y que sin embargo los gobiernos quedaron mudos al respecto y llevaron sus informes e investigaciones en el más profundo secreto y silencio. Esto ya es un punto de partida importante para los investigadores que facilita el poder llegar a la realidad y a la verdad de los acontecimientos. Está claro que no se le pueden poner puertas al campo, pues con este tipo de experiencias pasa algo similar. Se puede entorpecer, se puede pretender esconder, o incluso falsear la realidad, pero no se pueden obstaculizar de por vida hechos como estos.

Importante es señalar que el día 30 de abril de 2.013 en Washington se hizo una declaración oficial en la que informaron públicamente que desde los años 40 Estados Unidos había venido investigando el fenómeno ovni, y que son cientos los casos en los que las fuerzas armadas han sido testigos de las presencia de ovnis en nuestro planeta, no solo mediante radares sino visto con los propios ojos por infinidad de pilotos y destacados miembros de las fuerzas armadas de ese país y de la aviación civil.

Fue una declaración abierta y oficial a nivel mundial, en la que expresaron con claridad que hay presencia de seres extraterrestres en la tierra, y que durante muchos años se ha intentado ridiculizar esta idea y echarla por tierra, sin embargo no se puede negar la evidencia.

Muy claro y muy preciso lo han debido de tener para hacer esta declaración tan contundente. Pensemos que todos aquellos que tenemos conocimientos espirituales, y sabemos a ciencia cierta que no estamos solos en el universo, lo mucho que a veces nos cuesta dar el si a muchas ideas, e incluso interpretar muchos hechos. No queremos arriesgarnos, no queremos hacer el ridiculo, mas aun cuando en muchas ocasiones nos faltan argumentos para defendernos, porque no tenemos suficientes explicaciones que dar. Pues pongámonos en el lugar de científicos e investigadores, materialistas y desprovistos de cualquier filosofía espiritual, y pensemos que podrían comenzar a pensar ellos cuando de la nada empiezan a producirse hechos como los que estamos analizando, máxime cuando estos hechos empiezan a generar ese auge en plena segunda guerra mundial.

La cosa no queda aquí, ya que hay fuentes de investigación muy rigurosas que están dando a conocer, con pelos y señales, como se suele decir, que el mismo Vaticano, también acepta la presencia de seres extraterrestres en la tierra, yendo más lejos todavía, pues se está divulgando que diversos papas sobre todo Juan XXIII y Pío XII, mientras estaban en su residencia de verano en Castell Gandolfo, han tenido un contacto físico con estos hermanos extraterrestres, habiendo recibido comunicaciones directas, y también por otras vías, por lo tanto no están en disposición de negar ninguna de las aseveraciones que pueden producirse a este respecto. Otra cosa es que lo hagan oficial.

En este sentido, se pueden comprobar las entrevistas a periodistas especializados en el tema ovni, las apariciones en la televisión italiana, y en prensa de las afirmaciones y comentarios que varios miembros del vaticano han ido haciendo a lo largo de las últimas décadas, como por ejemplo Monseñor Corrado Balducci, veamos lo que dice a este respecto: “el contacto extraterrestre es real”. En relación con las enseñanzas de la Iglesia Católica al respecto, Balducci afirmaba que los encuentros con extraterrestres no son demoníacos ni se deben a trastornos psicológicos ni son producto de posesiones de entidades, y que deberían ser estudiados más cuidadosamente. Balducci también dijo que el Vaticano estaba haciendo un seguimiento directo de incidentes referentes a encuentros extraterrestres reportados a las nunciaturas o embajadas en diferentes países.

No debemos perder de vista que, una de las especialidades de Balducci, como teólogo, era precisamente los exorcismos y el estudio de lo concerniente al diablo. Con lo cual es muy interesante que el monseñor no haya metido a los hermanos extraterrestres dentro de este saco.

Se sabe también sin ningún género de dudas, que el Vaticano tiene todo un dossier muy completo elaborado sobre el tema que nos ocupa, en donde no deja lugar a dudas de la presencia del fenómeno Ovni-extraterrestres en la tierra, y que este es un hecho positivo para nosotros.

Imaginemos el problema moral y en todos los sentidos que podemos tener cuando se tenga que admitir de manera tajante y colectiva que estamos siendo visitados por hermanos extraterrestres, “que vienen sobre todo en son de paz”.

Fermín Hernández Hernández

©2015, Amor, paz y caridad

“Es posible que exista aquello que denominamos OVNIs, así como pueden existir las personas que aparecen junto a estas naves, las cuales no sólo tendrían ciencia sino además una habilidad natural superior a la nuestra”.

Monseñor Corrado Balducci. Asesor de Juan Pablo II

Anteriores Artículos

EUTANASIA: ¿MUERTE DIGNA?

Siguientes Artículos

PERVIVENCIA DE LA OBRA DE AMALIA DOMINGO SOLER

Sin Comentarios

Deja tu opinión