Reencarnación

REENCARNACIÓN

OLVIDO DEL PASADO (2)

Saliendo recién nuestra humanidad de la bestialidad feroz, ¿qué ventajas podría darnos el recuerdo de un pasado de odios e injusticias, de vergüenzas y lágrimas que hemos hecho derramar, de dolor y sangre vertida por culpa nuestra?.

¿Qué puede ser el pasado de cada uno de nosotros? Bestialidad, resentimientos, odios, venganzas, injusticias y toda una larga lista de errores que perturbarían nuestro equilibrio psíquico, convirtiendo la vida en un tormento. El Espíritu, débil aún, no podría resistir.
No obstante, mediante el olvido de todo ese pasado, renaciendo a una vida nueva, en un ambiente generalmente distinto, con una nueva educación, la perspectiva cambia completamente.
Siendo cada vida una nueva oportunidad de progreso, este recuerdo sería un gran impedimento para cumplir el destino de cada cual. ¡Bendigamos el olvido temporario, que el Eterno Amor nos concede a través de Sus leyes! El conocimiento integral de nuestras vidas pasadas, nos presentaría inconvenientes temibles, horrorosos, no tan sólo desde el punto de vista individual, sino también colectivo; puesto que introduciría en la vida social elementos de discordia, fermentos de odio que agravarían e impedirían todo progreso moral espiritual. Los criminales de la historia reencarnados para expiar, verían de nuevo las vergüenzas las iniquidades de todos los siglos, expuestas ante sus ojos. El pasado acusador, sería la causa de múltiples sufrimientos. Dios, en su infinita sabiduría y amor, nos evita todas estas torturas y otras más, mediante este fenómeno psíquico (dentro de la Ley de Vibración), cual es la privación del recuerdo y conocimiento de nuestro pasado, una vez entrado en el cuerpo carnal.
El olvido del. pasado que la Divina Misericordia nos ofrece, constituye una bendición; a fin de que no veamos en las personas con ,quienes. convivimos como familiares o como amigos, un posible enemigo de vidas anteriores. Y esto es lo que significa el concepto del perdón. Muchos teólogos sostienen ya que el perdón no exime de la expiación. Un nuevo cuerpo físico, es un gran auxilio para las almas torturadas por los remordimientos de un pasado tenebroso,de grandes errores o crímenes. Una vida nueva, es una inteligente manera de olvidar los sinsabores y volver a rehacer el trabajo interrumpido, sin la angustia del hastío. Es un renovarse semejante a un florido despertar, porque nuevos bríos nacen con la nueva vida.
¡Cuántas cosas quisiéramos borrar todos, aun de nuestra vida actual, que son otros tantos obstáculos para nuestra paz interior!
¿No vemos hoy, a la psicoterapia moderna, aplicando procedimientos hipnóticos y otros, para borrar de la memoria de algunos pacientes psicópatas torturados por recuerdos desagradables o dolorosos de su vida actual?
Recibimos un cuerpo nuevo con un cerebro virgen, en el cual se irá grabando lo que los sentidos físicos perciban, y a través del cual serán nuestros recuerdos, como humanos.
EN CADA EXISTENCIA TENEMOS UNA OPORTUNIDAD
DE PROGRESO. ¡¡APROVECHEMOSLA!!
SEBASTIAN DE ARAUCO
(CONTINUA)

Nota: Publicado en Amor paz y caridad Nº 18 enero 1984 del libro “3 enfoques sobre la reencarnación”

Anteriores Artículos

PÁGINA POÉTICA

Siguientes Artículos

NAVIDAD ES...

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.