LA VIDA QUE TÚ NOS DISTE

0
80
La vida que Tú nos diste

La vida que Tú nos diste

 

¡Estoy cansada, Señor!,

mas físico es mi cansancio

porque mi espíritu es fuerte,

y aunque mi cuerpo se agote,

yo no deseo la muerte.

 

La vida que Tú nos diste

es demasiado preciosa;

no debemos despreciarla,

y aunque la vida sea dura

es un deber conservarla.

 

Nuestro paso por el mundo,

como todos Tus designios,

tiene una finalidad:

la evolución de las almas

mientras en la Tierra están.

 

Este cuerpo que tenemos

no es de nuestra propiedad;

nos lo dejaste prestado

mientras debamos estar

en el planeta, encarnados.

 

Yo he gozado larga vida,

vida por Ti proyectada

y para mí destinada;

y siendo Tuyo el proyecto

es por eso tan sagrada.

 

Cuidaré de mi materia

dándole lo que precisa,

que es de mi alma aliada;

que no es mala la materia

si sabemos dominarla.

 

Esperaré con paciencia

cuidando mi cuerpo anciano,

cansado y deteriorado,

a que el reloj de mi vida

quede, por Tu voluntad, parado.

  La vida que tú nos diste por: Mª Luisa Escrich

                                          © 2020 Amor, Paz y Caridad.

Publicidad solidaria gratuita