INGRATITUD

0
44
La ingratitud

La ingratitud es defecto

que habita en el alma humana:

endurece el corazón;

de indiferencia es hermana,

enemiga del amor.

 

Debe albergar en el alma

la gratitud y el respeto

al ser que nos dio la vida,

pagarle su inmenso amor;

ser almas agradecidas.

 

Mirar hacia el firmamento

donde este planeta está

y ha sido por Él creado;

y a todo cuanto ha salido

de Su poderosa mano.

 

Pero nosotros, sus hijos,

hemos despojado al alma

de una preciosa virtud,

de ella hemos desterrado

la sublime gratitud.

 

Recordamos solo a Dios

cuando lo necesitamos,

y apenas nos ha ayudado,

en vez de darle las gracias,

le ignoramos y olvidamos.

 

El hombre pide un milagro,

y si no le es concedido

a aceptarlo se resiste,

y soberbio y altanero

afirma que Dios no existe.

 

Pero fue Su voluntad

lo que somos y tenemos;

es porque Él lo ha querido.

¿Por qué no reconocerlo

y mostrarse agradecidos?

 

Nada de lo que tenemos

es de nuestra propiedad,

y debemos recordar

que por nuestra ingratitud

nos lo puede arrebatar.

 

Pero Dios es generoso;

infinita su bondad.

¡Magnánimo corazón!

Solo quiere de nosotros

la gratitud y el Amor.

 

En un corazón que ama

no cabe la ingratitud,

porque Amor y gratitud

proporciona al alma humana

todo un torrente de luz.

 

Ingratitud por: María Luisa Escrich

© 2019 Amor, Paz y Caridad.

Publicidad solidaria gratuita