FELICIDAD EN LA TIERRA

0
29
Felicidad en la tierra

FELICIDAD EN LA TIERRA

 

El alma que ocupa un cuerpo

es como un ave en prisión,

que a causa de sus desvíos

es reo de sus delitos

condenado a reclusión.

 

Así no podrá encontrar

felicidad en la Tierra,

que en los placeres del mundo

el alma está prisionera.

 

¿Y por qué no ha de encontrarla?

La vida acaso ¿no es bella?

Contemplar la Creación,

todo es perfección en ella

porque es la obra de Dios.

 

Ver a nuestra Madre Tierra

toda tan llena de vida;

los animales, las plantas

que el soplo de Dios aviva.

 

Contemplar el firmamento:

los planetas, las estrellas;

el fulgor de los luceros;

la brillante luna llena.

 

Subir con el pensamiento

hasta las cumbres más altas,

allí, donde ulula el viento,

en las montañas nevadas.

 

Y en las mañanas de estío

cuando abrimos las ventanas

sentir el calor del sol,

y entre las hojas de un olmo

el trino de un ruiseñor.

 

Como un río de aguas frescas

que apaga el fuego del sol;

que alivia el ardor del alma,

así es el amor de Dios.

 

Él nos brinda la esperanza

de lograr felicidad,

y la podremos sentir

si la sabemos buscar.

 

Si olvidamos los placeres

de este mundo material;

no vivir la vida en vano;

la verdadera ventura

empieza cuando nos vamos.

 

Felicidad en la tierra por: Mª Luisa Escrich

© Amor, Paz y Caridad, 2019

Publicidad solidaria gratuita