ENTREVISTA A WALDO VIEIRA

0
56
Entrevista a Waldo Vieira
Waldo Vieira firmando en el libro de visitas del Grupo Villena durante su visita en 1988.

Waldo Vieira (1932-2015) fue médico, investigador y escritor. Fue también médium, psicografiando varias obras, algunas conjuntamente con Francisco Cándido Xavier durante varios años.  A principios de los años 70 se interesó por la experiencia extra corporal o proyección astral, fenómeno que consideró clave para el desarrollo integral de la conciencia. En el verano de 1988 visitó al Grupo de Villena, impartiendo una serie de conferencias sobre su trabajo en relación a la Proyecciología. Reproducimos aquí parte de la entrevista que se le realizó, y que fue publicada en la revista de la Asociación en el mes de septiembre de ese mismo año.

1ª. APC.- Las conferencias que ha impartido durante estos días han sido muy provechosas para todos; hemos conocido esta ciencia y sus innumerables ventajas. ¿Podría resumir brevemente qué es la Proyecciología y qué beneficios puede ofrecer al hombre del siglo XX?

Waldo Vieira.- La Proyecciología no es nada más que una reunión de principios y estudios que se han conocido por la humanidad desde tiempos inmemoriales. Estudia la salida de la conciencia de su estado natural dentro del cerebro para otras dimensiones de realidad y vida. Por tal razón, en sus inicios se caracterizó dentro de la Parapsicología y se llevó a una proposición natural como ciencia autónoma para el estudio del tercer estado de conciencia, que es el estado proyectado.

Las ventajas de la proyección consciente son muy grandes. A partir del principio de que el fenómeno de la proyección consciente es parafisiológico, es algo que no se puede evitar, entonces es necesario saber convivir con él y también buscar las ventajas que el mismo pueda ofrecer. En mi libro tenemos ventajas, utilidades y aplicaciones de diversas cualidades, son más de 80 las diversas líneas de interés humano.

2ª. APC.- La proyección astral es una cualidad del ser humano; cuando dormimos en muchas ocasiones nos proyectamos de forma más o menos consciente. ¿Llegará un día en que la mayoría de los seres humanos encarnados puedan proyectarse de forma totalmente consciente?

Waldo Vieira.- Llevamos junto con nosotros apenas nuestra proposición y opinión, que es un reflejo del pensamiento internacional, y puesto que se trata de una cuestión con raíces parafisiológicas de la personalidad humana, diríamos que la proyección en el futuro tenderá a ser, normal y racionalmente, una consecuencia natural y objeto de utilización normal de todas las conciencias encarnadas, que se realizará con más facilidad, con conciencia y lucidez, buscando objetivos cada vez más amplios, productivos, edificantes, constructivos para sí mismo, cada personalidad, y para toda la humanidad de una manera globalizante.

3ª. APC.- La investigación científica de la existencia de una parte inmaterial que supervive a la muerte se acerca cada día más a la demostración de esta realidad histórica. ¿A través del ejercicio de la proyección astral podríamos tomar conciencia, a nivel individual, de la supervivencia del espíritu más allá de la muerte física?

Waldo Vieira.- Sin duda, la proyección comprueba para la persona interesada la supervivencia de la conciencia humana. El primer aspecto dentro de la fenomenología, el completo fenomenológico que la Proyecciología ofrece al interesado, al proyector, al principiante de las prácticas proyectivas, es la autobilocación conciencial; es decir, la conciencia proyectada ve de manera definitiva y comprueba la existencia de su cuerpo descansando en reposo sobre el lecho, y verifica que tiene otro cuerpo con el cual se manifiesta en otra dimensión diferente. Por ello, no es necesario con el tiempo ninguna búsqueda más para la comprobación de la vida después de la muerte del cuerpo humano.

La proyección es auto persuasiva para la propia persona. Hasta ahora, en los días actuales, no tenemos en la ciencia una instrumentación capaz de ofrecer condiciones de localización e identificación de la existencia de este segundo cuerpo; mas la propia conciencia interesada consigue fácilmente, si lo desea, comprobar para sí misma esta existencia de modo definitivo.

La replicabilidad de la Proyecciología es difícil, porque la ciencia humana estudia solamente el cuerpo humano, siendo que nosotros tenemos, cuanto menos, cuatro vehículos de manifestación conciencial: el cuerpo humano, el cuerpo energético, el cuerpo emocional y el cuerpo mental. Como la ciencia física y las ciencias humanas, inclusive la psicología, solamente estudian los aspectos celulares de los órganos humanos, es prácticamente imposible, impracticable, que se vengan a comprobar otras dimensiones solamente con esta instrumentación superficial, que no alcanza un parámetro más allá de la materia de los órganos normales humanos.

La proyección consciente es también llamada de “minimuerte temporaria” o “tráiler de la muerte física”, porque la persona se va a otras dimensiones y ve por sí misma, sin intermediarios, sin ningún tipo de dioses, mitologías, folclores, arquetipos o personalidades divinizadas por la humanidad.

La madurez de la conciencia entonces se realza, se torna muy importante y todas las ventajas superficiales de la vida física de 70, 80 ó 90 años se caen por tierra, porque el espíritu empieza a trabajar por sí mismo para su evolución, conscientemente, fuera solamente de una vida humana, se prepara para la próxima encarnación y se prepara para su futuro inmediato.

4ª. APC.- Es fundamental el estudio paulatino de este amplísimo tema, su libro “PROJECCIOLOGIA” constituye una buena guía para tal fin. ¿Qué consejos iniciales podría dar a todos aquellos que deseen adentrarse en el campo del estudio y la experimentación de la proyecciología?

Waldo Vieira.- El primer aspecto que siempre indico es que la persona necesita de dos cosas para mejorarse a sí misma. Para alcanzar el alto conocimiento se precisa, primero la teoría, segundo la práctica. En la Proyecciología es muy importante que la persona estudie por un lado y practique por otro, para eso el primer paso es descubrir, identificar y trabajar con sus bioenergías individuales. Nosotros conocemos que todo el universo tiene una energía que llamamos energía inmanente que fluye en todo él. Cuando la conciencia lanza sus manos para actuar y movilizar esta energía inmanente, nosotros la denominamos energía conciencial. Nuestro libro “PROJECCIOLOGIA” tiene más de 170 nombres, expresiones dentro de la sinonimia para este tipo de energía inmanente conciencial. Después de descubrir y aplicar la energía, la persona empieza a hacer todas las prácticas, procesos y técnicas indicadas en el libro de acuerdo con sus posibilidades, temperamento, el cuerpo humano, la biotipología en que se caracteriza la personalidad, sus trabajos, ocupaciones e intereses humanos. Pongamos un ejemplo: una persona que está ocupada en una industria que mata a los animales; cuando esta persona se vaya a proyectar va a tener problemas, porque su trabajo, sus intereses humanos van a acarrear para sí misma una influencia e impresión interdimensional muy grande. Este ha sido un ejemplo negativo. Un ejemplo positivo: una persona que hace asistencia social en su trabajo, esta persona debe buscar trabajar dieciséis horas en la vigilia física con su asistencia social y las ocho restantes con la asistencia social interdimensional. Esa persona va a conseguir realizar un trabajo más completo, integral y de consecuencias interdimensionales.

5ª. APC.- ¿Es importante el aspecto moral de la persona que desea proyectarse espiritualmente?

Waldo Vieira.- El aspecto moral es importante para la conciencia en grupo, es un requisito inevitable en todas sus manifestaciones, en cualquiera de sus condiciones, sea encarnada, desencarnada o proyectada. Mas ahora le sucede que el desarrollo evidente de la proyección, de la conciencia en una personalidad, solamente se obtiene si ésta se acerca y profundiza sus pensamientos, emociones e interés dentro de la moral cósmica, que nosotros denominamos “cosmoética“, que tiene vigencia en todas las dimensiones básicas de la existencia, cuando el principio espiritual está más o menos despierto en este nivel evolutivo que atravesamos hoy. Basándonos en eso, es prácticamente imposible que la persona vaya a utilizar la proyección para hacer cosas indebidas e ilegales ante la cosmoética, porque hay un retorno de consecuencias inevitables que son también negativas. Entonces, la persona que desea hacer alguna cosa negativa, irreversiblemente cargará con las consecuencias, tarde o temprano. La persona desea hacer la proyección, mas no lo consigue, porque ella ha cerrado su libre arbitrio interdimensional, su libertad condicionada se torna estricta y ella tiene dificultad para superar sus propios problemas.

Cerrando nuestra entrevista, yo deseo agradecer a todos los amigos de Villena y de las ciudades que comparecieron en Villena durante nuestra estancia, en mi nombre y en el de mis compañeros, de mi esposa e hijo que están con nosotros, yo deseo agradecerles todo lo que han hecho, y no sabemos cómo vamos a mostrar realmente ese reconocimiento que sentimos. Pretendemos en un futuro donar lo que podamos de material, palabras y todo lo que podamos hacer por los compañeros de Villena, en el sentido de que todo ese trabajo, bonito, de presentación internacional, de trabajo sustancial con ese personal tan eficiente, pueda ser cada vez más amplio, profundo y más feliz para la humanidad, la colectividad, para todos los que participamos de ello. Para todos aquellos que puedan leer estas respuestas, muy agradecido, muchas gracias de nuestra parte.

Entrevista a Waldo Vieira, extraída de la revista Amor, Paz y Caridad –  Año VII, septiembre 1988 – nº 74, pág. 36

Publicidad solidaria gratuita