ENTENDER EL AMOR

0
60
Entender el Amor

Entender el Amor

Cuántas, cuantísimas veces hemos hablado del amor situándolo en torno al campo de la materia, es decir, limitándolo a los sentidos, a eso que es en general atracción física y que, superada esta, solo nos queda un vacío emocional, y en muchos casos el hastío, porque solo interactúa en nuestra parte más primitiva.

Esta pequeña reflexión acerca del amor, del que tantos poetas y escritores han hablado, no tiene ningún valor nuevo que añadir; sin embargo, si nos fijamos bien, veremos que siempre encontramos a alguien que nos impulsa a reflexionar, y vemos que, acerca del Amor, nunca se acaba de decirlo todo.

Sócrates, en el libro Diálogos del pensador griego Platón, nos relata las enseñanzas que recibió de Diotima, una mujer de Mantinea, sabia en todo lo concerniente al Amor y otras muchas cosas. Prescribió a los atenienses un sacrificio que retardó una peste de la que estaban amenazados.

Diotima dice a Sócrates, entre otras consideraciones, lo siguiente:

Todos los hombres, Sócrates, son capaces de engendrar según el cuerpo y según el alma, y cuando han llegado a cierta edad, su naturaleza siente avidez de engendrar. Además, no puede producir en la fealdad sino en la belleza: La unión de hombre y mujer es una producción, y esta producción es una obra divina: fecundación y generación, a las cuales el ser mortal debe un carácter de inmortalidad. (Platón, Diálogos, extracto de la página 183).

El subrayado es mío.

Esto es, pues, lo que es el Amor divino; este es el que se distingue del Amor simplemente humano; al menos esto es, a mi parecer.

En uno de mis poemas dije lo que para mí significa saber buscar el amor, algo que, sin duda, aprendemos cuando nos acomete la decepción, porque nos hemos equivocado cuando, como y donde hemos buscado. En aquel poema, en uno de sus versos me referí al tiempo que puede perdurar el Amor, y que de nuevo recuerdo:

Amor eterno en el tiempo

cuando es Amor verdadero;

cuando este es solo pasión,

será Amor perecedero.

Creo que es así como podemos comprender mejor las palabras de Diotima cuando asegura que el amor es una producción divina; y no puede ser de otro modo, porque es un producto que nace del espíritu y el espíritu es un producto de Dios, y por lo tanto, inmortal.

Es muy de desear que, más pronto que tarde, el ser humano aprenda a buscar el Amor allí…

donde reside en verdad,

y una vez lo haya encontrado

que no lo deje escapar,

creando un campo fecundo

donde florezca con fuerza

ese Amor Universal.

 

                                                        Entender el amor por: María Luisa Escrich

                                                                          © 2021, Amor, Paz y Caridad.

 

 

Publicidad solidaria gratuita