Palabras de aliento

El cielo y el infierno 




Cuentan que un Samurai acudió a visitar a un monje para que le aclarara los conceptos de infierno y cielo.

– Maestro –dijo el Samurai- vengo a que me diga si existe el infierno y el cielo.

– ¿Quién quiere saberlo? –Preguntó el sabio-.

– Un guerrero Samurai

– ¿Tú, guerrero Samurai? No me hagas reír. Tú, con esa cara de estúpido ¿quieres que te explique que es el infierno y el cielo? – Respondió el sabio-

El Samurai no daba crédito a lo que estaba oyendo.

– Un matón como tú no es digno de mis enseñanzas –añadió el monje-

El Samurai entró en cólera y, desenvainando la espada, le dijo al monje.

– Como te atreves a hablarme de esa forma, un ser inferior como tú. Despreciable monje voy a cortarte de un tajo tu cabeza.

– ¡Ahora se han abierto las puertas del infierno! –contestó el sabio-

El guerrero, dándose cuenta de la lección del sabio, se sintió avergonzado y, envainando el sable, se arrodillo para pedirle perdón y darle las gracias por su benevolencia.

– ¡Ahora se abre la puerta del cielo!

El Samurai, comprendiendo perfectamente, se inclinó ante el sabio y se fue.

 

Anteriores Artículos

INTERCAMBIO ENTRE DOS PLANOS

Siguientes Artículos

LIBERALIZACIÓN IDEOLÓGICA

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.