Entrevistas con historia

EDUARDO FERNANDES DE MATOS

Eduardo Fernandes de Matos

Iniciamos una nueva sección en la que pretendemos trasladar a nuestros lectores, aquellas entrevistas importantes que publicamos en esta misma revista AMOR, PAZ y CARIDAD, pero en su anterior etapa; iniciada en la década de los ochenta del pasado siglo, en formato de papel y como Asociación Parapsicológica Villenense.

Tuvimos la satisfacción de conocer a muchos personajes relevantes dentro del movimiento espírita y también a otros pertenecientes a otros campos de la espiritualidad. Algunos todavía viven y siguen trabajando; otros, como ocurre en este primer caso, ya desencarnados.

Eduardo Fernándes de Matos, entrañable amigo, fue uno de los artífices de la proyección del Movimiento Espírita Portugués durante más de tres décadas, a finales del pasado siglo XX. Alcanzó gran notoriedad con la publicación de la revista Fraternidade. Aprovechando su visita a Villena junto a una numerosa representación del Centro Espírita que él mismo dirigía, se le realizó esta entrevista. Fue publicada en la revista AMOR, PAZ y CARIDAD número 13, del mes de agosto de 1983, justo cuando se cumplía el primer año de su nacimiento.

Veamos sus impresiones.

1º ¿Cuál fue el motivo de su visita a Villena?

El motivo de nuestra visita a Villena se componía de diversos asuntos de vibración amorosa y espiritual:

  1. a) Estrechar los lazos afectuosos que ya se iniciaran en octubre de 1.981, cuando los estimados hermanos de Villena fueron insuperables en la realización del Congreso Espírita Nacional de España. Los lazos afectuosos con vuestro grupo y la acción que todos ustedes desplegaron en la organización del Congreso, caló hondo en el alma de aquel grupo que nos animamos a participar en tal Congreso y que dió inicio a la fundación de la Asociación Espirita Española.
  2. b) De aquí derivó la idea de un Congreso Espírita a nivel ibérico y, como nosotros no podíamos realizar dicho congreso por pertenecer a la Federación Espírita Portuguesa, pensamos en la realización de una Confraternización en Portugal, que tuvo lugar con un Simpósium a nivel peninsular y que tanto el Grupo Villena, como los hermanos de Vigo, abrillantaron con su presencia amiga y con el apoyo de los queridos hermanos de Jaén.
  3. c) Su visita a Portugal, constituyó para nosotros un gran motivo de alegría y de ella surgió la idea de encuentros confraternados a nivel ibérico. Ahora, quedando endeudados con ustedes, procuramos no solo visitar Villena, sino también pagarles la deuda que teníamos desde junio de 1.982, cuando tuvimos la ocasión de estrechar lazos de amistad con los espíritas de Villena y de Vigo en nuestro Hogar Fraterno en Sintra.
  4. d) En este intercambio, nosotros salimos fortalecidos con los lazos de fraternidad que de ustedes recibimos; pero no sólo por las lecciones que nos dieron, sino también por vuestra  ejemplificación    en manifestaciones amorosas que a todos nos sensibilizaron.
  5. e) Uniendo lo útil y lo agradable, aprovechamos también para conocer parte de la ciudad de Villena que, pese a ser una ciudad pequeña, nos prendó con sus motivos folklóricos y tradicionales, así como por sus riquezas históricas y arqueológicas.

2° ¿Qué impresiones ha sacado de esta visita?

Si en la primera pregunta nos ocupamos con cinco párrafos, en esta afirmamos simplemente que todo nos impresionó.

La parte histórica de su castillo, el recinto de la ciudad antigua, las bellas arterias de la ciudad moderna, el museo arqueológico con la riqueza incalculable de su tesoro, la casa del festero y el riquísimo folklore lleno de colorido.

Todo esto nos impresionó, pero por encima de todo los que más atrajo nuestras emociones fue la gallarda recepción que los espíritas de Villena dispensaron a los componentes de nuestra caravana, que guardan consigo recuerdos que jamás olvidarán.

3º ¿Fueron cumplidos los objetivos que ustedes trajeron, o por el contrario, quedaron algunos de sus deseos por satisfacer?

 Los objetivos que llevamos con nosotros fueron fielmente cumplidos, no obstante las distancias que nos separan, con este encuentro confraternado, concluimos que no existen distancias cuando se siente en el alma y en el corazón, la llama ardiente de un ideal de puro amor fraterno. Fue como si visitásemos una familia de la que tenemos mucha nostalgia.

Si algún deseo quedó por cumplir creo que es el deseo de todos nosotros y de todos ustedes: El ver una familia espírita de todos los cuadrantes de España y Portugal, unida cada vez más al ideal que nos llama al redil del Buen Pastor, a fin de que seamos los espiritistas los encargados de establecer la tercera civilización del nuevo milenio que se avecina. Y esos jóvenes que ustedes están preparando, con las lecciones de vuestro ejemplo, serán ellos los que alargarán la sementera en la vasta viña del Señor, donde los trabajadores son muy pocos.

4º Entre los espíritas portugueses y españoles, existe una íntima comprensión, rumbo a la fraternidad. ¿Qué perspectivas y proyectos pueden trazarse en un futuro próximo?

Entre los espíritas portugueses y españoles no existe todavía una íntima comprensión con un objetivo fraternal. Existe, eso sí, un buen entendimiento entre algunos hermanos portugueses con algunos hermanos españoles, que es el caso de los hermanos de la Organización Espírita de Fraternidade en Portugal y el Grupo Villena de España. Pero el objetivo de ambas partes es el mismo, tenemos que luchar para unir, tanto nosotros en Portugal como ustedes en tierras de España. De los portugueses ya viejos poco podemos esperar, pero tenemos que tener confianza en la juventud que despunta, en la hora presente, tanto en Villena como en otras ciudades de España y Portugal, a fin de que la Tercera Revelación Divina para la humanidad, se divulgue y se expanda por la península Ibérica, como se está expandiendo por las tierras de América de expresión portuguesa y española.

Para conseguir estos objetivos, es necesario realizar encuentros confraternados para que los hombres, unidos por un ideal de Paz y Amor, se conozcan más los unos a los otros y así, mejor se entiendan, mejor se estimen, y unidos podamos atraer al ambiente espirita a aquellos que esperan por el resurgimiento de algo que venga a orientar los pasos de esta humanidad en confusión y sufrimiento.

Eduardo Fernandes de Matos Director de la Revista “Fraternidade”.

1983 © Amor, paz y caridad

 

Anteriores Artículos

IGUALDAD DE DERECHOS ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER

Siguientes Artículos

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.