Página póetica

CAMINO DURO

Son muy duros los caminos

para quien quiere elevarse;

como querer cortar rosas

y pretender no pincharse.

 

El ser vive prisionero

de los placeres del mundo

y que, según pasa el tiempo,

se van convirtiendo en humo.

 

Cuando el alma está encarnada

no consigue comprender

que, cuando deja esta vida,

hay otra vida después.

 

Y que el destino del hombre

no es vivir en la quimera:

al mundo vino a limpiar

las faltas que el alma yerra.

 

Borrar las deudas del alma

es sufrir y padecer;

hay que quitar todo el lodo

del alma y cuerpo a la vez.

 

Hay sin dudar otro mundo:

Se nos depara glorioso,

que aunque aún esté lejano,

el final será gozoso.

 

No importa que sangre el alma,

que al acabarse su ciclo

el espíritu inmortal

pueda sin duda alcanzar

de la Angelitud, la Palma.

 

Camino duro por: Mª Luisa Escrich     (Guardamar, mayo de 2018.) 

Anteriores Artículos

LA CIENCIA DEL ESPÍRITU

Siguientes Artículos

EL MIEDO, ESE GRAN ENEMIGO

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.