PUERTA EQUIVOCADA

0
55
Puerta equivocada

Puerta equivocada

 

Queremos abrir las puertas

que se nos cierran, y entrar;

se nos ofrecen abiertas

y no queremos pasar.

 

Así ocurre con el alma:

llama alocada a las puertas,

clamando felicidad

a puertas que están cerradas.

 

Hace siglos, el Maestro

las abrió de par en par

mostrándonos generoso

cómo poderla encontrar.

 

Pero era duro el trabajo;

había que renunciar

a lo que al cuerpo apetece,

y nos negamos a entrar.

 

Han pasado veinte siglos,

pero seguimos igual,

llamando a puertas cerradas

clamando felicidad.

 

Y la seguimos buscando

en el sitio equivocado,

aun sabiendo dónde está.

 

Puerta equivocada por: Mª Luisa Escrich

© 2021, Amor, Paz y Caridad.

Publicidad solidaria gratuita