Palabras de aliento

PALABRAS DE ALIENTO

ABORTO NO REALIZADO

El embarazo vino en un momento inoportuno, recordaba Laura.

Vino en una ocasión impropia e incluso representaba varios riesgos.

La salud debilitada, problemas familiares, el desempleo….

Su primer impulso fue el aborto. Tomó algunas infusiones, algún “té” recomendado, que en vez de solucionar, la dejaron aún más débil.

Recuperada, buscó a una de esas personas que arrancan, aún en el vientre, el llamado problema de las madres que no desean llevar adelante la gestación.

Aquel día, la partera estaba enferma y había faltado.

Laura regresó a su casa preocupada, mil situaciones le pasaban por la mente.

Por la noche, se acostó y aunque le costó dormirse fue vencida por el sueño.

En su sueño vio un hermoso joven pidiéndole algo que, a la mañana siguiente no supo definir. Durante todo el día no logró apartar esa imagen de la mente, por lo que se olvidó de su embarazo.

La noche siguiente volvió a soñar con el mismo joven, pero se despertó con la agradable sensación de un dulce y tierno “muchas gracias” .

Era como se aún viera sus labios pronunciando palabras de agradecimiento, mientras de su corazón irradiaba una paz indescriptible.

Renunció al aborto.

Enfrentó todo, superó todos los riesgos y salió victoriosa…

Hoy, transcurridos 23 años del episodio, oye consternada su hermoso y joven hijo pronunciar, desde el púlpito de la solemnidad de su graduación, ante una extasiada multitud:
“…Agradezco sobre todo a mi madre, que me alimentó el cuerpo y el espíritu, dándome no sólo comida, sino cariño, compañía, amor y, principalmente, vida.”
Y, mirándola a los ojos, el hijo pronunció, en un tono inconfundible: “muchas gracias”
Ella no dudó un instante siquiera. Fueron las mismas palabras, dulces y tiernas de un sueño, hace 23 años…

***
La mujer que niega el vientre al hijo que Dios le confía, se niega a sí misma la oportunidad de oír el canturreo alegre del niño indefenso rogándole cariño y protección.

Pierde la oportunidad de dar a luz a un espíritu sediento de evolución, que ruega por una oportunidad de reencarnar, para que juntos superen dificultades y estrechen lazos de amistad y afecto.

Si tú, mujer, estás viviendo la misma situación de Laura, refléjate en su ejemplo y permítete ser madre.

Permítete sentir, dentro de algunos meses, el agradecimiento en el mirar del pequeñito que te ruega el calor de tu regazo y una oportunidad de vivir.

Concédete la alegría, dentro de algunos años de adornar tu cuello con la joya más valiosa que hay sobre la tierra: los frágiles bracitos de un niño, con un abrazo cariñoso diciéndote:

“Gracias mamá, por haberme permitido nacer y crecer, y formar parte de este mundo negado a tantos hijos de Dios.”

¡Piense en eso!

Todos nosotros volveremos a nacer un día…

Si continuamos negando oportunidades de reencarnación a los espíritus con los cuales nos comprometimos antes de nacer, quizás nos estemos negando la oportunidad de una madre o un padre en el futuro.

¡Pensemos en eso!

(Periódico “Caridade” de mayo/junio 97 pág. 3)
Anteriores Artículos

REENCARNACIÓN

Siguientes Artículos

CONGRESO NACIONAL ESPIRITA 1981

2 Comments

  1. 4 junio, 2009 at 19:24 —

    hola me llamo laura ala edad de 17 años tube un embarazo ectopico o mejor dicho un embarazo extrauterino aun recuerdo cuando llegue al hospital con unos dolores horribles y una temperatura de 39grados y kuando el medico me dijo es para que tu estubieras en la escuela y no aqui y mas fuertes fueron sus palabras cuando me dijo te voy a decir algo escuchame bien estas embarazada pero no te hagas iluciones por que ya se te murio adentro y te tenemos que operar de emergencia por que ya te estas infectando y puedes morir fue un shok tremendo aun no asimilaba lo de el embarazo y todabia me faltaba asimilar lo de la perdida tan grande por que como estaba fuera de la matriz yo me hize una prueba de embarazo y habia salido negativa pero ya estaba ahi con esa terrible noticia por este motivo me tuvieron ke kitar una trompa y el doctor me dijo :sera muy dificil que te embarasez cai en una profunda deprecion pues soy hija unica y mi mama lloraba mucho de pensar en que su unica hija no tendria hijos la ponia muy triste y ami tambien el pensar que mi bebe habia estado ahi adentro de mi y yo ni cuenta me habia dado pero dios sabe por que hace las cosas dios nos pone PRUEBAS DE FE y son muy dificiles pero noz las recompenza al 1000% por que ahora 17 años despues tengo la dicha de ser madre y tengo tres hermosos milagros karina de 16 años fernanda de 9 años y eduardo de 2 añitos dios exise solo ay que tener fe y dios te dara todo lo que pides y mas y sobre todo quiero agradecerle infinitamente ami mami por todo su apoyo,comprencion y su gran amor y le doy gracias adios por que me mando la mejor mama del mundo te quiero mami mary

  2. Anonymous
    7 junio, 2009 at 11:16 —

    Enhorabuena Laura.

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.