Leyes Universales

LA VIDA EN EL MUNDO ESPIRITUAL VII

Aún cuando imposible es hacer una exposición completa acerca de la vida en la cuarta dimensión o mundo psíquico, por la gran amplitud de matices, haremos una descripción resumida para conocer algunos aspectos, a fin de que puedan ayudarnos a mantenernos firmes en los momentos difíciles de la vida humana, y a comprender que hay una vida maravillosa que aguarda a todo ser humano, cuando adapta su vida al cumplimiento de las leyes espirituales, basadas en la Ley del Amor. Porque, sólo la práctica del amor sentido capacita para alcanzar esas moradas de felicidad.

hacemos esta aclaración, porque personas hay, dentro de las organizaciones religiosas, que hacen el bien pensando en la generosa retribución que recibirán en el cielo; lo que indica que no lo hacen por amor, sino esperando ser recompensados, en cuya actitud no hay amor, sino egoísmo. Y consecuencialmente, sufren al verse defraudados por el engaño en que han vivido.

Para algunos de vosotros puede causar sorpresa lo expuesto en los números anteriores, en cuanto a la existencia de planos de vida y configuraciones análogas a las de la Tierra. Sin embargo, así es. Pero, en los primeros planos o ambientes de vida espiritual tan sólo; ya que, todo ser al pasar a la vida espiritual superior, después del fallecimiento, necesita de ambientes análogos para su adaptación. Pues, en el esquema de la evolución todo es por etapas, todo avance se efectúa dentro de un ritmo gradual.

¿Cómo y de qué material es formado todo eso?

Con la fuerza propia de seres especializados, sobre la sustancia astralina o éter. La sustancia etéreo-astral es fácilmente amoldable a la acción de la mente. Los fluidos astrales son de asombrosa plasticidad por acción del pensamiento. Y mentes poderosas realizan con ese “material” astral, lo que los humanos realizamos en la Tierra con el material sólido de que disponemos.

Todos los ambientes o formas existentes en el astral (superior o inferior) son creación mental, con la actuación del pensamiento, produciendo las formas que la facultad creadora de la mente genera. Puede que alguien suponga que esas creaciones carecen de solidez. Pues no. Para los seres que habitan los ambientes de formas variadas, son tan sólidos y reales, como son para nosotros las formas de nuestro mundo físico. Es comprensible que para algunos, acostumbrados a la solidez de la materia de este plano físico, les sea un poco difícil comprender que pueda haber formas de vida diferentes y reales que no sean de materia física. Pero, si consideramos que el cuerpo psíquico está compuesto de materia etérica, fácil nos será comprender que todas las formas de su plano de vida tienen que ser lo mismo. Y a medida que el ser asciende en evolución a los planos superiores en el astral, va sutilizando ese cuerpo psíquico para mayores ascensiones.

Cada plano o ambientes de vida en el astral es el reflejo del estado espiritual (mente sensorial) de los seres que lo habitan. Así como los ambientes de los planos inferiores son feos y tenebrosos, como las mentes y las almas allí residentes; así los ambientes de los planos superiores son de gran hermosura y atmósfera vivificante, en consonancia con las almas que lo habitan.

En temas atrás ya dijimos que, en los primeros planos superiores hay poblaciones con jardines, parques, etc., de hermoso y variado colorido; con hermosas residencias para recibir a todos los que están dispuestos a conquistarlos con su esfuerzo en la superación de las imperfecciones y amor realizando en las relaciones humanas, situados a gusto de cada cual; y en donde podrán disfrutar de todo aquello hermoso que haya anhelado.

Hemos de saber que, como allí no hay especulación del suelo, como acontece en nuestro mundo actual, no son necesarios esos edificios de altura, por lo que las poblaciones son espaciosas con edificaciones de conjunto armónico, para el disfrute de sus habitantes. Todas las residencias son rodeadas de jardines, cuya forma y colorido están en concordancia con el gusto de quienes lo habitan; lo mismo que plantas ornamentales de variado follaje y colorido que, con su vibración perfuma el interior de los hogares.

Las instituciones científicas, educativas, artísticas, etc., se hallan en áreas centrales de cada grupo de población. Y todos situados en medio de bosques frondosos y bellos jardines de variado colorido, cuyos ramajes y floración perfuman el ambiente. Cada ciudad y conjunto de pueblos de la Tierra, tienen en el primer plano superior del astral, sus actividades en conjunto; y en conjunto también forman una unidad regional, y de cada nación.

de las diversas residencias, en donde hacen vida fraterna, salen sus habitantes para las actividades que cada cual desempeña. Ya que, si bien ninguno es obligado a cosa alguna en esos planos superiores, todos desempeñan alguna tarea de colaboración en el progreso de los demás. Naturalmente que, no con la premura de nuestro mundo físico, donde nos vemos impelidos por las necesidades y obligaciones contraídas en nuestra modalidad de vida. En esos ambientes paradisiacos, pueden deleitarse y disfrutar las bellezas y felicidad todo el tiempo que deseen. Pero, como todo espíritu evolucionado siente en sí ansias de realización, entran a formar parte de las modalidades u organizaciones de servicio fraterno de ayuda; ya en el plano físico, ya en alguna de las diversas actividades en los ambientes del plano intermedio o planos inferiores.

SEBASTIÁN DE ARAUCO

Anteriores Artículos

8º CONGRESO ESPIRITA MUNDIAL

Siguientes Artículos

EL TRABAJO

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.