Página póetica

LA MONEDA DEL AMOR

LA MONEDA DEL AMOR

Soneto.

 

No buscabas, Jesús, notoriedades

ni honores recibidos en palestras;

de orgullo y ambición no dabas muestras;

carente de superfluas vanidades.

 

Viniste a transmitirnos las verdades,

queriendo atenuar las faltas nuestras;

y fue por tus parábolas maestras

que Dios quiso entregarnos Sus bondades.

 

Dorada Caridad llegó por ti,

moneda con tu rostro en el anverso

para poder comprar amor, allí

 

en donde resplandece el Universo.

Y al ver esa riqueza, comprendí

que quiero en tu tesoro estar inmerso.

 

Jesús Fernández Escrich

(Guardamar, 3 a 30 de julio de 2016)

 

Anteriores Artículos

EL PODER DE LA ORACIÓN

Siguientes Artículos

DEBER Y RESPONSABILIDAD

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.