LA ESCALA

0
69
La escala

La escala

El espíritu endeudado,
cuando en el espacio está,
ruega a Dios omnipotente
le permita reencarnar.

Y solicita ambicioso
muchas pruebas que pasar
y sumadas a las deudas
que aún le quedan por pagar.

Considera muy sencillo
el trabajo a realizar,
porque el espíritu es fuerte
cuando sin materia estar.

Y cuando llega a este mundo,
cuando en la materia está,
se olvida del objetivo
que le trajo al reencarnar.

Que no vino a reposar;
vino a redimir las penas
que tenía contraídas
y las nuevas evitar.

Pero es ingente el esfuerzo
lo que ese trabajo entraña,
y el trabajo se le torna
en imponente montaña.

Pero es su deber lograr
con valentía y tesón
la montaña coronar,
dando sin escatimar,

de sí mismo, lo mejor.
Aceptando ese gran reto
la montaña se le torna
en la escala de Jacob.

Pero poder ascender
por la celeste escalera
no es para el alma encarnada
una sencilla tarea,

porque acabará el esfuerzo
que tiene que realizar
para cumplir el gran reto
de transformación moral.

Mas lo puede conseguir
con esfuerzo y voluntad,
la herramienta más precisa
que Dios le dio al reencarnar.

¡Reto, esfuerzo, voluntad…!

Podrá coronar, al fin,
la luminosa escalera.
Allí termina el esfuerzo
y el alma se recupera.

La escala por:Maria Luisa Escrich

Guardamar, 24 de abril de 2021

Publicidad solidaria gratuita