LA CHISPA DE DIOS

0
81
La chispa de Dios

¿Por qué el hombre busca a Dios

mirando hacia las estrellas

como si Su casa fuera

del universo una esfera?

 

Porque Dios no está en el cielo:

está a nuestro alrededor,

en una brizna de yerba

o en una preciosa flor.

 

Y del aire y de la tierra,

todos los seres alados

llevan la chispa de Dios

en sus cuerpos emplumados.

 

Llevan la chispa de Dios

todos los irracionales,

porque ellos son hijos suyos

creados como animales.

 

Y al igual que todo ser

que fuere por Él creado,

del enorme paquidermo

al más ínfimo gusano.

 

Está la chispa de Dios

en los ríos y en los mares,

en las elevadas cumbres

y en grandes profundidades.

 

¡Inmenso y sublime Amor!

¡Bendito sea su Nombre!

Puso su bonita chispa

en la mujer y en el hombre.

 

Dios se encuentra en todas partes,

no tenemos que buscar.

Para descubrir a Dios

hay tan solo que mirar.

 

 Mª Luisa Escrich

© 2019 Amor, Paz y Caridad.

Publicidad solidaria gratuita