EVIDENCIAS CIENTÍFICAS: TERCERA PARTE

0
81
Evidencias científicas: Tercera parte
En la imagen pueden ver a Friedrich Jürgenson durante una rueda de prensa en Suecia hablando de las Psicofonias.

EVIDENCIAS CIENTÍFICAS: TERCERA PARTE

“El principio de la reencarnación nos ofrece una explicación, una finalidad y una ética de vida que una vez comprobada científicamente puede producir la unificación de la ciencia, la medicina, la filosofía, la psicología, la ética y la religión, lo que sin duda es una culminación fervorosamente deseada” 

Dra. Gina Germinara. Libro: “ Nuevos descubrimientos sobre la Reencarnación”

EVIDENCIAS COMPLEMENTARIAS

Entre las evidencias complementarias que señalan la realidad de la reencarnación podemos destacar la TCI (Transcomunicación Instrumental), las OBE (Experiencias fuera del cuerpo), las ECM (Experiencias Cercanas a la muerte), los fenómenos PSI (Percepción Extrasensorial) y la Física y Biología Cuántica. Estas últimas serán objeto de detallado análisis en el último de los artículos sobre evidencias científicas que publicaremos el próximo mes.

La TCI tiene como característica principal el uso de aparatos electrónicos, electromagnéticos o de otra índole (radio, Tv., grabadoras, sónar, etc.) que permiten captar sonidos, conversaciones, diálogos e imágenes del más allá, de almas o espíritus que vivieron en la Tierra y que cuentan sus percepciones y experiencias. Algunos de los más famosos aparatos que se utilizan son el Vidicom y el Spiricom. Hemos oído hablar sobre las psicofonías y otras técnicas que permiten captar el mundo espiritual e incluso establecer un diálogo con los espíritus.

En muchos de estos diálogos las almas que se comunican comentan datos e informaciones de sus reencarnaciones anteriores, confirmando posteriormente mediante una investigación seria y rigurosa la veracidad de las informaciones.

Las OBE, Of the Body Experiences, o experiencias fuera del cuerpo, son también otras evidencias en las que muchas de las personas que logran desdoblarse de su cuerpo físico (consciente o inconscientemente) recuerdan datos, lugares, experiencias traumáticas o vivencias nítidas que ellos mismos han experimentado en vidas anteriores.

Las PSI, o percepciones extrasensoriales según las clasificó la parapsicología, no son más que los fenómenos anímicos que de forma magistral explicó Kardec en “El Libro de los Médiums”. Fenómenos como la telepatía, la telequinesia, la clarividencia o la psicometría. 

Esta última permite, a través de objetos materiales, acceder a la memoria impregnada en ellos de las personas que fueron sus dueños, y con ello rememorar escenas de su pasado en vidas anteriores o en la actual. Existen objetos, joyas, piedras, talismanes o elementos materiales con fuertes capacidades energéticas que, asociados a una fuerte emoción vivida por las personas, son capaces de permitir el acceso a esos recuerdos depositados en lo que se ha venido denominando como registros akásicos o también inconsciente colectivo. Ese enorme archivo permite a personas con estas capacidades bucear en existencias anteriores y episodios fuertemente grabados en la conciencia del individuo en los que un objeto determinado jugó un papel predominante para esa persona.

Y por último, las ECM o experiencias cercanas a la muerte, tan investigadas desde hace ya más de treinta años por eminentes investigadores como el neurofisiólogo Peter Fenwick, el Dr. Raymond Moody, el cardiólogo Pin Van Lommel o el neurocirujano de Harvard Eben Alexander y otros, demuestran no solo la realidad de la vida después de la muerte, sino que en algunos de los casos investigados los pacientes que vuelven a la vida relatan hechos de vidas anteriores que tienen que ver con los acontecimientos que les han sucedido en la vida actual.

 “La Reencarnación es un hecho biológico que está siendo actualmente verificado rigurosamente por métodos científicos legítimos y absolutamente independientes de circunstancias histórico-religiosas”

 Ing. H. Guimaraes Andrade – Libro “ Muerte, Renacimiento y Evolución

ÚLTIMAS INVESTIGACIONES

Entre las últimas investigaciones al respecto podemos mencionar brevemente algunos campos de disciplinas científicas relacionadas con la biogénesis, el electromagnetismo y la bioquímica. Como afirma el ingeniero Hernani Guimaraes Andrade en la frase que antecede, uno de los investigadores más cualificados sobre las características bioenergéticas del ser humano, las investigaciones están verificando la realidad de la reencarnación. Con anterioridad, Harold Saxon Burr, profesor de la Universidad de Yale en USA, confirmó la existencia en la célula de un “campo electrodinámico” responsable de la vida y organización celular.

Posteriormente, Guimaraes Andrade publicó su investigación sobre el origen y evolución de la vida (biogénesis) donde, demostrando la supervivencia del espíritu más allá de la muerte y la capacidad de ese cuerpo intermedio denominado “periespíritu”, al que denomina como “Modelo Organizador Biológico” M.O.B, lo hace responsable de la embriogénesis, confirmando la reencarnación como una ley de la naturaleza.

Últimamente, las investigaciones del biólogo y genetista Rupert Sheldrake acerca de los “campos morfogenéticos” y la “resonancia morfica” ahondan en ese campo del que habla  Saxon Burr y confirma Hernani Guimaraes Andrade. Una de las características de ese M.O.B. (periespíritu) es la sustentación y organización de la argamasa celular biológica mediante su fuerza electromagnética y la canalización del fluido vital que posee y transmite a las células a través de los centros de fuerza (chakras) que tiene.

 Es pues el electromagnetismo del periespíritu que envuelve el alma humana y la conecta e interpenetra con el cuerpo, el que permite que cuando el cuerpo muere pueda acompañar al alma al otro lado de la vida, pues no se descompone al no tener átomos físicos, permitiendo una nueva vuelta en una próxima reencarnación, donde desde el momento de la fecundación del huevo (cigoto) en el vientre de la madre pasará a dirigir el desarrollo de la mitosis celular y transferir las características y facultades psicológicas y morales que lleva en su interior de vidas anteriores.

“Cuando nuestra fuerza vital individual entra en el feto, pasa por la glándula pineal y activa la primera emisión de DMT”.

Dr. Rick Strassman – Libro: “La Molécula del Espíritu”

Confirmando lo anterior debemos mencionar los últimos estudios realizados en el campo de la neuroquímica cerebral. El Profesor de Psiquiatría en la Universidad norteamericana de Nuevo México, Dr. Rick Strassman, afirma que la biología de las experiencias místicas, de las vivencias cercanas a la muerte y de la reencarnación tienen un factor común en la bioquímica cerebral mediante la producción, por parte de la glándula pineal situada en el cerebro, de una hormona llamada DMT (Dimetriltriptamina). 

Se trata de una bioquímica cerebral subordinada a la acción de la mente (entendida aquí como el periespíritu) y a los estados de conciencia, que tiene como principal efecto que “la DMT producida por la pineal abre la puerta a los contenidos incorpóreos de la conciencia (espíritu)”. Por ello define a la glándula pineal como “El órgano del Espíritu”, al permitirnos entender cómo esta glándula permite la conexión del alma con el cuerpo en el momento de la reencarnación mediante la bioquímica cerebral activada por la mente.

Evidencias científicas: Tercera parte por: Antonio Lledó

©2021, Amor, Paz y Caridad

La liberación de la DMT por la glándula pineal debido a la actividad sexual vincula la reproducción con la conciencia superior, la matriz de la energía (periespíritu). Se trata del espíritu o fuerza vital”

 Dr. Rick Strassman

 

 

Publicidad solidaria gratuita