Poesía

ESPÍRITISMO

 
Para mí el Espíritismo
es un punto de partida,
una lámpara encendida
para buscarme yo mismo,
una fuente de optimismo
donde bebe el desvalido,
donde el hombre arrepentido
tiene la oportunidad,
de ajustarse a la verdad
si práctica lo aprendido.
 
El Espiritismo es ciencia
en un elevado grado,
aunque muchos lo han mezclado
desconociendo su esencia,
cometen la imprudencia
de ajustarlo a su interés
haciendo uso de una fe
que no llena corazones
con falsas innovaciones
a la obra de Kardec.
 
Todo el que lo ha comprendido
en su máxima expresión,
convierte su corazón
en un diamante pulido,
porque nadie ha conocido
a Dios sin plena humildad,
sin practicar la caridad
cómo lo enseñó Jesús
sin encender la luz
que descubre la verdad.
En él se consolida la unión
con los preceptos divinos,
es el único camino
de acceso a la perfección,
mantiene una proyección
lógica y razonable,
nos declara responsables
del pecado y el error,
pero nos brinda su amor
puro, justo e inevitable.
 
Educa el Espíritismo
los más vivos sentimientos,
porque su conocimiento
extirpa el egoísmo
desnuda el materialismo
en cada presentación
la ciencia y la religión
pronto se han de abrazar
para unidas demostrar
que sí hay reencarnación.
 Luis Enrique Bacallao
Sociedad Espírita “En pos de la Verdad”
                                                                                          Buey Arriba; Granma – (Cuba)
Anteriores Artículos

NECESITADOS DE UN RUMBO

Siguientes Artículos

LA PRUDENCIA

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.