EL UMBRAL

0
42
El umbral

El umbral

Que esta vida no es eterna
hace tiempo lo aprendí,
y que el alma nunca muere,
solo el cuerpo queda aquí.

En acabando mi tiempo
cuando abandone esta vida
pasaré por el Umbral
por mis faltas cometidas.

Se pasa por el Umbral
cuando se deja la vida,
como un rito de limpieza
para el alma arrepentida.

Esperaré confiada
en la justicia divina,
en el amor de Jesús
y en el de Madre María.

Aceptar que esto acontece
como una verdad sabida
será menos doloroso
mi tránsito a la otra vida.

Y si en tanto estoy aquí
y del alma quito broza,
esa estancia en el Umbral
será menos dolorosa.

Así dejaré este mundo
llena de fe y confianza,
en mis labios la oración
que me da sosiego al alma.

Y aunque sé que mi destino
está en las manos de Dios,
solo depende de mí
que no sea de dolor.

Mª Luisa Escrich

Publicidad solidaria gratuita