EL TRABAJO DE CONCEPCIÓN ARENAL

0
12
El trabajo de Concepción Arenal
Monumento a Concepción Arenal en Madrid.

El trabajo de concepción Arenal

Pasemos ahora a analizar la actividad caritativa de Concepción Arenal para luchar contra la pobreza en la sociedad de su tiempo.

Con la experiencia adquirida en la Sociedad de San Vicente de Paúl, creó las Asociaciones «las Decenas» con objeto de socorrer de manera directa a familias en estado de necesidad. Consistían estas sociedades básicamente en reunir a 10 personas de buena voluntad para la obra caritativa de cuidar y socorrer a una familia. Estas diez personas asumían en primera instancia la firme voluntad y deseo de trabajo; en segundo lugar, realizaban una colecta secreta (cada una según sus posibilidades) para dotar a la sociedad de fondos; y por último, apadrinaban a una familia con necesidades constatadas. La actividad voluntaria a realizar sería ofrecer servicios como alquiler de una casa, ropa, comida, medicinas, escuelas para los pequeños, alivio moral (asistencia fraterna lo llamamos nosotros)… vemos que estas asociaciones son claramente preludio de los servicios sociales que, con el paso de las décadas, acabarían siendo asumidos por las administraciones públicas. Hay que indicar que estas «Decenas» carecían de estatutos, organigrama jerárquico, etc.; su fundamento era únicamente la voluntad de trabajo y el deseo de servir.

¿Qué más decir de la actividad benefactora de Concepción Arenal? Mencionemos algunos ejemplos: Fundó la Constructora Benéfica, una sociedad dedicada a la construcción de casas baratas para los obreros; participó directamente en la organización, aquí en España, de la Cruz Roja del Socorro para los heridos de las guerras carlistas; colaboró asiduamente en el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza con artículos sobre temas penales y feministas… Sí, feministas, pues también en este ámbito desarrolló un arduo trabajo, como no podía ser de otro modo. De hecho, es una de las pioneras del feminismo en nuestro país. Su primera obra sobre los derechos de la mujer es La mujer del porvenir, donde, por ejemplo, rechaza de plano las absurdas teorías de la inferioridad de la mujer basada en razones biológicas. Además, en sucesivos libros comienza a reclamar derechos para las mujeres, hasta el momento denegados por una sociedad machista: Derecho a ser esposa y madre; derecho a trabajar y a recibir una preparación apropiada para ese trabajo; derecho a su dignidad como ser humano o a no ser un mero juguete en manos de la sociedad patriarcal…

En el ensayo El trabajo de las mujeres denuncia la escasa preparación industrial de las obreras, lo que redundaba en una inferioridad salarial con respecto a los obreros varones; además, la situación que muchas veces se daba de que ellas trabajasen más horas que ellos.

En la obra Estado actual de la mujer en España analiza profundamente la situación de la mujer en todos los ámbitos sociales: laboral, educativo, religioso, de opinión pública y moral; en todos los casos desfavorable para ella, siendo la causa el egoísmo masculino. Para conseguir su emancipación hay que educarla artística, científica e industrialmente, y no se logrará mientras exista dependencia económica del varón.

Concepción Arenal apunta las materias en las que la mujer puede desempeñar una actividad laboral, que son muy variadas, desde relojera, tenedora de libros de comercio o pintora de loza, hasta maestra, farmacéutica, abogada, médica e incluso sacerdote. Sí, sacerdote; ¿por qué una mujer no puede transmitir la palabra de Dios? Profundamente católica, es capaz de dirigir abiertamente duras críticas a un clero arcaico y obsoleto: En general es muy ignorante, no querer a la mujer instruida, es mejor auxiliar, mantenerla en la ignorancia. Esto trajo como consecuencia un fuerte hostigamiento, por parte de organizaciones y movimientos católicos tradicionales, contra el Catolicismo social que promulgaba Concepción Arenal, en el que se contemplaba un feminismo aceptable por cuanto buscaba una reforma necesaria de las estructuras sociales, políticas y religiosas que ya no debían tener cabida en un mundo que caminaba con paso firme hacia el siglo XX. Cierto es que aún quedan cosas por hacer, retos que conquistar, pero la labor desarrollada por esta pensadora cimentó las bases de los muchos logros que la mujer ya ha alcanzado, como lo es, por ejemplo, el hecho de que pueda acceder libremente (sin tener que disfrazarse) a cualquier universidad, licenciarse y trabajar después en la profesión elegida.

Fue una firme defensora de la Institución Libre de Enseñanza, en cuyo boletín colaboró con artículos de diversa índole, como ya he indicado unas líneas más arriba. Es lógico que así fuera, dado que los parámetros pedagógicos de la ILE se basaban en la metodología educativa de Pestalozzi (con quien había estudiado y colaborado Allan kardec, como sabemos); recordaré algunos puntos del sistema de este gran hombre, que sin duda debieron llamar poderosamente la atención de Concepción Arenal:

  • Fomentar en los niños la observación, la experimentación y el razonamiento, dejando en un segundo plano la mera memorización de conceptos.
  • Enseñanza de ambos sexos (coeducación).
  • Enseñanza de moral y religión, que debe iniciarse en la familia.
  • Considerar muy seriamente las relaciones afectivas entre madre e hijo, pues esto condiciona a este a desarrollar sentimientos de bondad y amor.
  • Educación social, colocando al niño en relación con la naturaleza y la cultura.

Como hemos podido ver, esta mujer fue una impresionante trabajadora que, además de todo lo que ha quedado reseñado y más que me dejé en el tintero, tuvo tiempo para escribir una treintena de obras y numerosos artículos en distintas revistas y boletines. Y es que, cuando se quiere trabajar, las oportunidades aparecen por doquier.

Loor a doña Concepción Arenal, a quien podríamos llamar perfectamente «la Dama de la caridad en España».

Bibliografía: Wikipedia. Manual del preso (Concepción Arenal). «El visitador del pobre», este que Dios colocó tan abajo para que lo levantáramos (Luis Vilas Buendía).

El trabajo de Concepción Arenal por: Jesús Fernández Escrich.

© 2021, Amor, Paz y Caridad.

 

Este artículo, El trabajo de Concepción Arenal es continuación de: Concepción Arenal.

Publicidad solidaria gratuita