Página póetica

DIOS

El Universo es el augusto Templo
donde Te encuentra absorta la mirada,
el Sol es una lámpara colgada
que derrama su Luz sobre Tu altar.

Allí Te adoro yo porque Tu nombre
entre los astros fulgurantes brilla,
y en espíritu doblo la rodilla
adorando en silencio Tu bondad.

El aire que la atmósfera embalsama,
la savia que los seres acrecienta
y el fuego que los mundos alimenta
Tu excelso nombre proclamando están.

Eres la voluntad inquebrantable
el BIEN ETERNO, la VIRTUD POTENTE,
de la Verdad Inagotable fuente
porque eres la RAZÓN UNIVERSAL.

En su mezquina estupidez el hombre
se forja un dios indigno de alabanza,
ebrio de odio, cólera y venganza,
terrible y sanguinario como él.

Otras veces se finge, en su locura,
un dios afeminado que se esconde,
que a la voz del creyente no responde
si en su altar no hay encajes ni oropel.

Eso no es Dios; el Dios en quien yo creo
tener no puede el interés del oro;
el DIOS VERDAD, el DIOS a quien yo adoro
no cambia sus bondades por metal.

Su espíritu gigante no se oculta
en el recinto estrecho de un sagrario,
el Universo entero es su Santuario
porque es la PROVIDENCIA UNIVERSAL.

INTERNA VOZ, INAGOTABLE FUENTE,
FECUNDA LUZ, VIVIFICANTE ESENCIA,
la base de Tu Templo es la Conciencia
y tu gran sacerdote es el amor.

Yo sé que existes, Inmutable, Grande,
yo en Tus Bondades Infinitas creo,
porque en la tierra y en los cielos veo
resplandecer esta palabra: DIOS.

Savonarola (Sacerdote).

Anteriores Artículos

AMOR PAZ Y CARIDAD AÑO V

Siguientes Artículos

LA AYUDA ESPIRITUAL QUE RECIBIMOS

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.