CIENCIAS QUE ESTUDIAN LA INMORTALIDAD

0
50
Ciencias que estudian la inmortalidad

Espiritismo, Metapsíquica, Parapsicología

¿Qué dicen las ciencias del espíritu o de la psique sobre la inmortalidad del hombre después de la muerte?

A lo largo de la historia han sido varias las ciencias que se han encargado del estudio del espíritu, mente, conciencia o alma humana como algo independiente del cuerpo físico que es capaz de sobrevivir a la muerte. Las antiguas religiones a través de la teología; los movimientos filosóficos, las escuelas espiritualistas y esotéricas (teosofía, gnosis, rosacrucismo, masonería, etc.); la codificación espírita de Kardec, la metapsíquica de Richet, la parapsicología de J. Rhine, el psicoanálisis de Freud y Jung, etc. 

Todas ellas han abordado con sus propios métodos las premisas, el origen y la realidad del alma y su supervivencia al fenómeno de la muerte. Así pues, mientras las religiones ponen el acento en la fe y en la creencia, el espiritismo y la metapsíquica lo colocan en la observación y explicación de los fenómenos que se producen en el alma humana buscando el origen de los mismos. Curiosamente, mientras las teologías y escuelas espiritualistas defienden la inmortalidad del alma, la codificación espírita de Kardec, además, la prueba a través de la mediumnidad.

Lo mismo hace la parapsicología al catalogar y detallar los fenómenos de la psique en Psi-kappa, Psi-gamma, y Psi-Theta. 

Los primeros (Kappa) presentan incidencia física; son los poltergeist, movimiento de objetos, golpes (tiptología), levitaciones, casas encantadas, psicoquinesia, etc. 

Los segundos (Gamma) son los fenómenos de percepción extrasensorial de carácter intelectual, como clarividencia, telepatía, precognición, O.B.E. (experiencias fuera del cuerpo)..

Los últimos (Psi-Theta)  son los fenómenos relacionados con la muerte: regresión de la memoria extra-cerebral, T.V.P. (terapia de vidas pasadas), comunicaciones mediúmnicas, alteración de estados de conciencia, y últimamente podríamos incluir aquí las E.C.M. (experiencias cercanas a la  muerte), famosas experiencias de vuelta a la vida después de la muerte clínica.

El avance de la neurología está pasando por desvincular la conciencia de su presunto origen cerebral; muchos investigadores y neuropsiquiatras afirman que la mente y/o la conciencia no se producen en el córtex y los lóbulos cerebrales responsables de las principales funciones de la memoria, el habla, las emociones y los procesos cognitivos derivados de las sinapsis neuronales. 

Las nuevas investigaciones avanzan que  el origen está fuera del cerebro y que éste es el receptor, organizador y distribuidor de los inputs que le llegan en forma de pensamientos, sentimientos, emociones, etc.

Desde lo micro (física cuántica de la materia) hasta lo macro (astrofísica), desde la microbiología a la genética, pasando por la antropología, la neurología y psiquiatría sobre la realidad de la conciencia, se nos permite afirmar que tal perfección y equilibrio en el universo, en el origen de la vida y en el hombre solo puede obedecer a una causa primera e inteligencia suprema llamada Dios, Energía, o como queramos denominarlo.

Causa que  no podemos abarcar con nuestros conocimientos actuales, que  no podemos definir, a pesar de los esfuerzos de los filósofos de todas las épocas; pero que sí podemos conocer por sus efectos, que somos nosotros mismos y la perfección de las leyes que rigen la vida en el universo.

¿Y sobre la conciencia humana y su transcendencia?

Hoy día sabemos con certeza que la vida es una sola; somos realmente inmortales, porque la vida real es la del espíritu que sobrevive a la muerte y que reencarna en la Tierra para ir avanzando, progresando y adquiriendo nuevos conocimientos y experiencias que le hagan mejorar. Hay muchas existencias o reencarnaciones, pero la vida es una y única, al igual que en el Universo, creada por Dios y puesta al servicio del hombre para su progreso y felicidad futura.

Los fenómenos de E.C.M. (experiencias cercanas a la muerte), la regresión de la memoria, las Terapias de Vidas Pasadas y las investigaciones realizadas por los psiquiatras, neuropsiquiatras y psicólogos clínicos sobre la memoria extra-cerebral para resolver traumas del pasado cuyo origen se halla en vidas anteriores, son pruebas más que evidentes de la existencia de vida antes de la vida y vida después de la vida.

“La conciencia no es únicamente real, sino que lo es más que el resto de la experiencia física, hasta el punto de que constituye el fundamento de todo” 

Dr. Eben Alexander, Neurocirujano

¿En qué consiste la trilogía de la personalidad explicada por los espíritus a Kardec?

Todo lo explicado anteriormente nos lleva a definir la trilogía de la personalidad del ser humano, formada por un hombre integral que se compone de tres elementos principales: 

A)   El espíritu, mente superior, conciencia, ego superior. No tiene forma, no tiene sexo, es creado por Dios a su imagen y semejanza en cuanto a su eternidad y llevando en su germen, como una semilla, los atributos superiores de Dios que irá desarrollando a través de su evolución en la Tierra y en otros planetas.

B)   El peri-espíritu, alma, cuerpo de deseos, pico-soma. Es el cuerpo intermedio hacia el cuerpo físico o biológico, que permite al espíritu encarnar; es el responsable de la organización psicofísica del cuerpo, articulando desde la concepción y el desarrollo del feto, el molde biológico que desembocará en un cuerpo físico que servirá al espíritu para reencarnar. En este elemento se desarrollan las emociones y los deseos; es el responsable de todos los fenómenos anímicos, espirituales, emocionales y psicológicos que conocemos.

C)   El cuerpo físico o biológico, auténtica maquinaria perfecta que nos permite adquirir experiencias en las existencias físicas; diseñado para servir de receptáculo al espíritu y para progresar sin fin en las primeras etapas de la evolución espiritual. A través de él grabamos indeleblemente las huellas de nuestra personalidad e individualidad en nuestra mente y en nuestro yo superior. Nada se pierde; todo se archiva; todo sirve al propósito de la evolución y el progreso del ser.

Comprendiendo en profundidad las relaciones e importancia de estos tres elementos de nuestra personalidad, damos explicación a multitud de incógnitas e interrogantes que se nos presentan sobre la vida humana y sobre el origen del hombre, alcanzando a entender cómo nos vemos en nuestra trayectoria evolutiva por las leyes que rigen el universo espiritual.

«El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos».

Platón  (400  a. c.)

Así pues, las ciencias psíquicas, especial y singularmente la filosofía de Kardec, han arrojado luz y claridad definitiva sobre la inmortalidad del alma y la conciencia. Y en todo ello tiene enorme importancia el estudio y comprensión de la mediumnidad. Auténtico laboratorio de estudio y prueba fehaciente de la inmortalidad del alma, que permite el reencuentro con aquellos que partieron y siguen viviendo, sintiendo y pensando al otro lado de la vida, y al mismo tiempo nos ofrece el consuelo y la confirmación de lo que nos espera después de la muerte.

Tanto es así que la división de los médiums en dos grandes categorías que detalló Kardec: Médiums de Efectos físicos y Médiums de Efectos intelectuales, viene siendo confirmada por la investigación científica. Y posteriormente, y avalando a Kardec, la Metapsíquica dividió los fenómenos en “objetivos y subjetivos” refiriéndose a lo mismo, siendo así que varias décadas después la Parapsicología creó la clasificación mencionada arriba “Psigamma” (fenómenos intelectuales) y “Psikappa” (fenómenos objetivos o materiales). Cambios de nombre para hablar de lo mismo, algo que Kardec detalló precisamente en el mejor manual de paranormalidad humana jamás publicado: “El Libro de los Médiums”.

Algo tan importante y necesario para que el hombre comprenda su auténtico origen espiritual y su eterno porvenir hacia la dicha y la felicidad que le espera.

Ciencias que estudian la inmortalidad por: Antonio Lledó

2024, Amor Paz y Caridad

Publicidad solidaria gratuita