Página póetica

ALOCUCIÓN

 
 
 
Si te sientes hermano de los hombres, 
si confías de Dios en el Amor, 
rasga de las tinieblas el capuz 
y combate del mal la imperfección.
 
 
Sumérgete del Bien en la ambrosía 
y hazte un rayo de luz de la Esperanza, 
para los corazones que en las tinieblas 
caminan al encuentro del mañana. 
 
Haz un alto en la senda del dolor 
y detente a pensar en los demás. 
¡Son tantos los que sufren más que tú…! 
los que no ven la luz en el Más Allá. 
 
Afírmate, hermano, en el deber, 
desenfunda la espada del Amor 
y combate del mal la iniquidad, 
abriendo a los demás el corazón. 
 
Pon a Dios al alcance de los hombres 
por medio del Amor y la Verdad, 
por el conocimiento y la Virtud, 
por la superación espiritual. 
 
El mundo necesita de esfuerzo 
para regenerarse y ser feliz, 
para no despeñarse en el abismo 
y ver con confianza el porvenir. 
 
De sus aguas revueltas clarifica 
el río turbulento, arrollador, 
con la luz del glorioso Espiritismo, 
del Bien y del Amor irradiación. 
 
El hombre está sediento de agua pura, 
el hombre está sediento de verdad, 
y es preciso acercar hasta sus labios 
del maestro Kardec el manantial. 
 
Hacerle comprender que Dios existe, 
que todo está con El en relación; 
que el alma no se extingue con la muerte 
y vibra eternamente en el Amor. 
 
Su visión de la Vida es inmediata, 
no alcanza a comprender su magnitud, 
y todo en su camino es confusión 
porque del Más Allá no ve la luz. 
 
Los dogmas le han turbado la razón, 
no ha dejado de pensar ni discernir, 
y se aparta del Bien y la Esperanza, 
buscando en los placeres ser feliz. 
 
Del dolor se resiste al correctivo, 
no combate del mal la iniquidad, 
y se deja llevar por la corriente 
de un mundo corrompido y sin moral. 
 
A Dios no sabe hallar en parte alguna, 
necesita palpar para creer, 
y ciego de pasión va por la vida, 
desprovisto de Amor, de Luz y Fe. 
 
Por eso es necesario, imprescindible, 
al hombre devolverle la razón 
y hacerle comprender que es inmortal, 
una “chispa” divina del Creador. 
 
JOSE MARTINEZ
Anteriores Artículos

LA AMISTAD 

Siguientes Artículos

INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.