Página póetica

SER Y ESTAR

Cada existencia en la Tierra

es grande oportunidad

de lograr la perfección

del espíritu inmortal.

 

No debemos olvidar

que este mundo es de aflicción:

aflicción por nuestras culpas,

que el dolor no lo da Dios.

 

Somos tan solo nosotros

que, viviendo en el error,

vamos enfermando el alma

propiciando ese dolor.

 

Sanear nuestra conciencia

tiene la finalidad

de extirpar de sí el orgullo,

prepotencia y vanidad.

 

Aunque la palabra “orgullo”

ha mala reputación.

Hoy yo me siento orgullosa

de llamarme hija de Dios.

 

El orgullo es un defecto,

mas se puede valorar

conjugando bien los verbos:

no es lo mismo ser que estar.

 

Luchemos contra el orgullo

en su concepto de ser;

será una dura batalla

muy difícil de vencer.

 

Y llegaremos a Dios

si hemos sabido luchar

y sentirnos orgullosos

de haber logrado ganar.

 

Ser y estar por:    Mª Luisa Escrich

               Guardamar, abril de 2018

Anteriores Artículos

EL PODER Y LAS FUERZAS DEL PENSAMIENTO

Siguientes Artículos

LA DIGNIDAD DEL TRABAJO

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.