Congreso Nacional de Espiritismo 1981

CONGRESO NACIONAL DE ESPIRITISMO 1981

(Viene del anterior)

EVOLUCIÓN DE LA MEDIUMNIDAD

CONCLUSIONES

¡Una de las grandezas del espiritismo es la de que no estamos limitados!
Se nos enseña a caminar hacia un futuro que deberemos de construir nosotros, y del cual nos tenemos que sentir sumamente responsables. Se nos ofrece conocimiento; se nos proporciona útiles de trabajo, como son las facultades mediúmnicas, así como también un código moral que ilumina nuestras mentes y sensibiliza
nuestros corazones.
¿Todo ello para qué? Para que pudiendo alcanzar un mayor índice espiritual, seamos capaces de ofrecer a la sociedad humana ideas renovadoras que tracen nuevas directrices, encaminadas hacia un progresivo perfeccionamiento espiritual.
Si algo tenemos claro los espíritus, es la idea de que no existen las casualidades ni las improvisaciones. Todo está perfectamente programado, faltando tan sólo, que los humanos sepamos reconocer nuestro trabajo y proceder a su desarrollo.
Resumiendo, las ventajas que presenta esta nueva modalidad de esclarecimiento, son múltiples como podremos apreciar:
—En estos momentos cruciales, es necesario el esclarecimiento de hermanos desencarnados a nivel masivo, para paliar las influencias negativas y el entorpecimiento progresivo que estamos sufriendo.
—A través de este sistema, se nos ofrecen los medios adecuados y necesarios para poder desenvolvernos en las situaciones actuales.
—Se incentiva la búsqueda de nuestras imperfecciones morales y el deseo de eliminarlas, ya que de otra forma no se consigue el conjunto equilibrado necesario para este trabajo.
—Se nos presenta la oportunidad de formar un conjunto de personas más identificadas espiritualmente aquí en la Tierra, por el ideal de la ayuda fraterna.
—Se evita la curiosidad manifiesta en muchas sesiones mediúmnicas, a las que se acude más por oír lo que dicen, que por hacer la caridad.

Para terminar, quisiéramos recordar una idea ya expuesta anteriormente y que reviste especial importancia, cual es, que todo hecho debe de ser- comprobado antes de exponerlo.
Efectivamente, durante dos años venimos trabajando mediante este sistema de esclarecimiento, siendo múltiples las comprobaciones en cuanto a su eficacia y resultado, por parte de numerosas personas, muchas de las cuales no admiten ni creen en el espiritismo.
Este tipo de confirmaciones, da un valor auténtico a esta nueva forma de esclarecer hermanos, pues precisamente por venir de personas ajenas al espiritismo, le dan una real dimensión al hecho en sí.
Esta es la experiencia que con alegría e ilusión hemos venido a compartir. Fuera de nosotros toda idea de sensacionalismo y personalismo; sólo, resaltar una vez más, nuestro anhelo de intercambiar experiencias con todo aquel que arda en deseos de progreso y fraternidad.
En el desenvolvimiento de esta ponencia, hemos querido manifestar a través de razonamientos que, “teóricamente” la evolución mediúmnica es posible, cosa que nosotros en la práctica hemos podido constatar. No nos es desconocido que exponer cualquier proceso evolutivo entraña un riesgo, pero también una responsabilidad el silenciarlo.
No nos limitemos; reflexionemos sobre los nuevos conceptos de Verdad que nos puedan ser presentados y tengamos presente que no es suficiente con creer, sino que el progreso se afianza con la práctica y la realización de aquello que creemos posible.
Grandes son las perspectivas que se abren a nuestros ojos; en cuanto a la ayuda que podemos ofrecer a nuestros hermanos en desequilibrio.

Para finalizar, matizar una vez más, que este tipo de trabajos no es patrimonio de ningún grupo. Todo aquél que crea posible su realización, podrá verificarlo, siempre y cuando se adapte a los condicionantes necesarios. Baste para ello, deseo de ayuda desinteresada, buena voluntad y el esfuerzo solidario de un grupo, firme en la realización del servicio fraterno.

Allan Kardec, conocedor de las tendencias humanas y sus funestas pasiones, aclaró suficientemente las premisas necesarias para la investigación sensata, haciendo uso de la cordura y la razón. De esta forma, dejaba abierta la puerta para el progreso continuo a través del esfuerzo personal. Todo ello realizado mediante la prudencia, el trabajo abnegado, exento de tendencias personalistas y sí deseoso de ayudar y beneficiar a todo aquél que lo precise.

LGM

Anteriores Artículos

PALABRAS DE ALIENTO

Siguientes Artículos

LEYES UNIVERSALES

Sin Comentarios

Deja tu opinión