Homenaje

RECORDANDO A NILSON

RECORDANDO A NILSON

Nilson de Souza Pereira
 
Hoy como de costumbre, al abrir mis ojos, doy gracias a Dios, por mantenerme vivo y despierto a la vida del servicio. Servir a otros, es el mayor don que podemos recibir en nuestros corazones.
 
Días de fuertes impresiones; momentos que nos hacen ser disciplinados interiormente, para estar preparados en las tareas encomendadas desde lo alto.
 
Hoy, me he dado cuenta, de que al abrir mis ojos, ya no pertenecía al mundo de los mortales, mi materia, la he abandonado, presto, alegre y hasta dichoso. La vida es un
camino de verdadero aprendizaje.
 
Hoy, nosotros, te deseamos lo mejor, allá, cerca, muy cerca de los tuyos, queremos recordarte como el alma que pasó en silencio, y que sin embargo, dejó huella profunda, en muchas almas perdidas, necesitadas, con hambre de conocimiento espiritual. Vayan hacia ti, allí, a lo lejos, o quizás no tanto, nuestros verdaderos sentimientos fraternos, para que tu alma se regocije con el afecto y amor que te brindamos. Sea ahora, en la libertad de tu espíritu, que tu alma descanse, en ese jardín florido, repleto de espíritus amigos que a buen seguro, iluminan tu corazón de bondad y amor infinito.
 
A Nilson, hombre fue, tierno, humilde y bondadoso; trabajador incansable de la obra del Padre. Siempre sacrificándose por los demás, alma sensible, que repartió trozos de amor desde su gran corazón. Sembrando esperanza en esas almas necesitadas de justicia y misericordia humana.
 
Hasta siempre hermano.
Anteriores Artículos

LOS CHAKRAS

Siguientes Artículos

CRÓNICA DESDE EL XX CONGRESO ESPIRITA NACIONAL

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.