Recordando el pasado

RECORDANDO EL PASADO

LA LUZ DEL PORVENIR
Hoy hace dos años que nuestro gusanito de luz se atrevio a presentarse en el mundo de las letras, y en estos dos años nuestro animo no ha decaído ni un momento, convencidos de que en la tierra hay puesto para todos los que quieren trabajar; y lo mismo vive el águila en la cumbre de las escarpadas montañas que el topo en las entrañas de la tierra, lo mismo los arboles centenarios formando bosques impenetrables, á los cuales se les puede llamar los primeros santuarios de la creación, que la planta trepadora que arraiga en las
hendiduras de las rocas. Desde lo más grande hasta lo mas pequeño, todo tiene vida propia en el Universo; así es que si todo lo que tiene derecho a seguir viviendo, nuestro gusanito de luz también lo tiene, y convencidos de esto, los espiritistas de Villena han formado el hermoso pacto de unir todos sus esfuerzos materiales, morales é intelectuales para sostener la endeble existencia de su pequeña Luz, y si en todos los parajes donde se comunican los espíritus los espiritistas se agruparan y se pusieran en relación directa los unos con los otros, cuantos volúmenes se publicarían para consuelo de los afligidos y enseñanza de los ignorantes.
Dirán que mucho se escribe, y que se lee muy poco, pero de este desaprovechamiento la culpa principal recae sobre los escritores que no descienden hasta sus lectores, sino que tienen la pretensión de que sus lectores asciendan hasta ellos; y esta es una pretensión absurda, porque el hombre que, por ejemplo, no sabe más que el idioma usado en su país natal, ¿tendrá interés en adquirir un libro escrito en francés, en inglés, o en italiano? No porque como no entiende su contenido, aquel volumen es para el un libro en blanco, y en blanco están muchos periódicos espiritistas para la masa popular que solo deletreando pueden leer lo que esta escrito en su lengua nativa.
Los espiritistas instruidos y hasta científicos, deben emplear su ciencia en hacerse entender de los pequeñitos, porque estos son la base de los grandes cambios sociales. Cristo, el ultimo redentor de nuestros días, no se rodeo de sabios eminentes, escogió para su apostolado hombres sencillos, de buena voluntad, que son los que en todas las épocas no han temido la perdida de sus goces terrenales, ni se han acobardado ante las chanzonetas de los que los han puesto en la picota del ridículo; sus ideales han sido mas fuertes que todas las rechiflas de las multitudes envidiosas o ignorantes; y esto les acontece a los espiritistas de Villena; por eso me asocio a ellos, porque ellos ponen en practica las aspiraciones de mi existencia actual: Trabajar en las minas del progreso, cada cual haciendo uso de las armas que posee, sin decir aquel vale mas que yo, ni yo valgo mas que la generalidad; no es uno mismo el que ha de juzgar su obra, las obras de los hombres las juzga la posteridad.
¡Gusanito de Luz! Sigue esparciendo tu débil claridad y ella quizás iluminara nuestro camino en el espacio, cuando lleguemos a pisar las playas del más allá.
AMALIA DOMINGO SOLER
Publicado en: LA LUZ DEL PORVENIR Villena, 1 de Enero de 1909 – Nº 49
Anteriores Artículos

LEYES UNIVERSALES

Siguientes Artículos

PAGINA POÉTICA

Sin Comentarios

Deja tu opinión