Recordando el pasado

RECORDANDO EL PASADO

     
 REFLEXIONES SOBRE EL PASADO Y EL PRESENTE

       Todos conocemos las dificultades con que tropezaron los primeros forjadores del Espiritismo y lo delicado que era dar el impulso de la primera orientación para marcar un rumbo seguro. España ha sido vivero de grandes espÍritas que, con su trabajo y ejemplo, impulsaron y extendieron la Doctrina en su nacimiento En la vida del hombre abrieron un
capítulo que prometía ser brillante y constructivo, pero que al mismo tiempo, pedía gran esfuerzo y entrega.

     El espírita se basa en las realidades de la Vida para desempeñar un trabajo constructivo y alegre, en el que siempre existe el deseo de forjar en el presente un futuro más venturoso. Ellos fueron muy conscientes de cuanto esto significa, no sólo por la transcendencia de la época en que vivieron, sino por la repercusión que tendrían en las generaciones futuras.

     ¡Era la hora del trabajo que no aguardaba! ¡ El futuro de todo un Espiritismo dependía de ellos, sus realizaciones y su ejemplo! No disponían de mucho tiempo para conseguir la realización de la siembra espírita, dentro de una moderación y de un orden. Debían mostrar al mundo que les rodeaba, con sus actuaciones diarias, en el comportamiento y en las relaciones humanas, las atractivas enseñanzas y resultados del Espiritismo. La experiencia que vivieron dejó constancia de que el espírita se destaca sobre los demás, en su conducta ejemplar y alegre, y que el Espiritismo es válido para el hombre, pues mejora su comportamiento y su vida.

     Hoy, ya tenemos el legado de su trabajo y la sabiduría de sus experiencias. .Ahora, somos todos nosotros quienes hemos cogido el relevo para seguir engrandeciendo la obra espírita. Sus vivencias, sus enseñanzas y consejos dejan bien claro que para alzar al Espiritismo en esta hora llegada, es deber de todos nosotros, al igual que lo fue de ellos, reunir y reflejar dos condiciones primordiales: VOLUNTAD DE TRABAJO Y REALIZACIONES PRACTICAS. VOLUNTAD DE TRABAJO, porque sin este requisito el estancamiento es seguro. El deseo impulsador de erigir la obra espírita ha de ir acompañado con la firmeza que lo mantenga. Y esa voluntad de trabajo debe ir dirigida hacia dos objetivos esenciales: consolidación y divulgación.

     REALIZACIONES PRACTICAS, porque es preciso conseguir el máximo de trabajo en el mínimo de tiempo. No por trabajar mucho se consigue más. A veces se trabaja mucho pero …, los resultados son mínimos porque no se elaboran realizaciones de la forma más apropiada. Comprendamos que no hay realizaciones más prácticas que aquellas que se asientan en el amor, el ejemplo y la sencillez.

     En estos momentos hay que resaltar que existe un mayor coeficiente intelectual y una mayor capacidad observativa que en el pasado. Seremos más estudiados y más observados que antes. Unos lo harán con ánimo de apoyo y otros con tentativas dañinas, lo cual representa una ventaja y una desventaja, dependiendo del enfoque que le demos los espíritas. El hecho de ser más observados concede más posibilidades de ofrecer un ejemplo esclarecedor y constructivo. Y la parte negativa viene cuando se olvida el ejemplo, pues la positiva concepción de la idea espírita queda vulnerada por esa fisura, que será más vista y más atacada. Se achacará al Espiritismo las erróneas actuaciones de los espíritas. Y, aunque comprendamos que no debe ser así, no podremos cambiar esta forma de ser del hombre. Lo que sí está dentro de nuestras posibilidades, es cambiar y moldear nuestra vida y conducta.

     Tal como está la sociedad actual, no hay mayor detractor del Espiritismo que el mal ejemplo de sus adeptos. La tremenda responsabilidad que tenemos en estos momentos, es que se exige mayor pureza en nuestras acciones; mayor comprensión del entorno que nos rodea; mayor demostración ejemplificada de los conocimientos del Amor; mayores esfuerzos caritativos y prácticos.

    Todos nosotros debemos hacer frente a tres circunstancias, que convergen actualmente en contra del anunciamiento espirita: 

    La existencia y repercusión de un ambiente contrario, al que mucho hemos colaborado algunas personas con nuestro mal ejemplo y entendimiento.

    La disgregación de ideas, objetivos y material humano, que hacen muy difícil la continuidad de un engrandecimiento, que precisa entendimiento y conjunción. 

    Y sobre todo, la falta de preparación de algunos espíritas, para afrontar con capacidad y seguridad, la realidad de unos tiempos completamente distintos y con circunstancias diferentes, que hacen necesaria la adaptación a métodos renovados.

    Es ardua y difícil, pero no imposible, la labor que debemos realizar en estos momentos para el bien del Espiritismo mundial. Es ahora, sin más demora de tiempo, cuando tenemos el auténtico deber de formar las sólidas bases del Amor; recoger, asimilar y servirnos de las experiencias de quienes nos han antecedido, para un mejor: y mayor fortalecimiento de la idea “virgen” del Espiritismo; dar el impulso que necesita para alcanzar las cotas más altas en la vida del hombre, manteniéndola entonces con firmeza, aliento e ilusión; y unificar criterios a través de la comunicación y del entendimiento.

    ¡Qué tremenda responsabilidad encierran estos tiempos, para todos aquellos que nos encontramos ante estas circunstancias! reclaman nuestras realizaciones, porque es preciso dar luz a una humanidad que camina en tinieblas, dando apoyo a tantos desvalidos ante la realidad de la Vida y los acontecimientos futuros.

    De lo Alto Nuestros predecesores cumplieron ampliamente, pues su legado evidencia una gran labor que nosotros hemos de culminar. Desearíamos, a modo de homenaje, ofrecer desde estas páginas, nuestro sentido agradecimiento.

    Para tal fin, incluiremos una nueva sección, “Historia de los Congresos Espíritas”, en donde se reflejará la ardua labor de aquellos hombres tenaces que todo lo dieron en favor de una causa noble. Creemos necesario, en esta hora tan decisiva para el Espiritismo, la exhortación a todos nosotros, los espíritas, para organizar una mayor y más amplia divulgación y práctica espirita.

REDACCIÓN


Anteriores Artículos

LEYES UNIVERSALES

Siguientes Artículos

PÁGINA POÉTICA

2 Comments

  1. Anonymous
    10 noviembre, 2010 at 18:12 —

    Hola!! mi gustaria saber cual centro espirita mas cerca de Sabadell, o algun sitio donde haga reunioes espiritas.
    saludos.

  2. 10 noviembre, 2010 at 19:26 —

    Ahora mismo no recuerdo ninguno, pero si miras en el link que te dejo seguro que encuentras alguno cerca de tu lugar de residencia. http://www.espiritismo.cc/modules.php?name=Web_Links

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.