Página póetica

PÁGINA POÉTICA

AMOR Y CARIDAD

Hermanos de la hermandad
de la ciencia espiritista,
el bien sólo se conquista
con amor y caridad.

Dios premia con largueza
a todo aquel que se afana
para que la vida humana
tenga ideas de pureza.

En la vida terrenal
hay que desterrar pasiones.
que son vanas ilusiones
de nuestro cuerpo carnal.

Si algún dolor se origina
en el alma de tu hermano,
debes tenderle una mano,
arrancándole la espina.

Porque Dios con su piedad
e infinita compasión,
ha puesto en el corazón
la sublime caridad.

Si estrujáis alguna flor
con mano tan despiadada,
sigue ofreciendo su olor,
sin guardar ningún rencor
por haber sido estrujada.

Cristo, en la cruz, perdonaba
a la chusma enfebrecida,
que tan mal agradecida
todavía le insultaba.

Seguid hermanos con amor
el ejemplo que os da Cristo,
que, como ya habeis visto,
os lo da también la flor.

Por eso, hermanos y hermanas,
perdonad de corazón
tantas flaquezas humanas
que os molestan sin razón.

Es el supremo ideal
la ley de Dios entender,
para poder ascender
al mundo espiritual.

Si tenemos intención
de cumplir nuestro destino,
Cristo señaló el camino
de la humana redención.

En el mundo terrenal
es necesario morir
para poder revivir
en el mundo celestial.

Si al morir en esta vida
ha sido ya superada,
es un cambio de morada
y es una misión cumplida;

Pues pensando de esta suerte,
(aunque esta vida es querida)
sólo es morir en la Vida
para vivir en la muerte.

Cristo enseñó la Verdad,
nosotros con altruismo
y sincera caridad,
la “luz del espiritismo”.

FRANCISCO MARIN

Publicado en la revista Amor paz y caridad Nº 20 – Marzo- 1984

Anteriores Artículos

RECORDANDO EL PASADO

Siguientes Artículos

REENCARNACIÓN

Sin Comentarios

Deja tu opinión