Página póetica

PÁGINA POÉTICA

JUSTICIA DIVINA

Tenedme, Señor, clemencia;
mostradme, Señor piedad;
ya se acaba mi paciencia
en tan triste soledad.

Que siendo el alma inmortal,
yo no tengo inconveniente
(pecador y penitente),
que me juzgues por mi mal.

Pidiendo por mi clemencia
sentí en mi oído un rumor,
no sé si de mi conciencia
o de un ángel del Señor.

Toda tu desgracia vemos,
pero has de cumplir tu tasa;
piensa que hora que pasa
va quedando un “poco menos”.

Paciencia si ése es tu sino,
lleva la pesada cruz,
que luego tendrás más luz
para alumbrar tu camino.

Me causan mucho temor
de la vida las cadenas,
que las lágrimas y penas,
pesan mucho al pecador.

Ten paciencia en tu dolor,
ten paciencia y esperanza;
pesan más en la balanza
donde las pesa el Señor.

Porque Dios con su pericia
todo el mundo juzgará;
espera el sol de justicia
que tu vida alumbrará.

Que siendo el alma inmortal
es necesario creer,
lo justo, es comparecer
al más alto tribunal.

FRANCISCO MARÍN
Anteriores Artículos

RECORDANDO EL PASADO

Siguientes Artículos

REENCARNACIÓN

Sin Comentarios

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.